Licitación de cuentas corrientes revela las finanzas municipales

Dos importantes instituciones financieras figuran entre aquellas que están tratando de obtener el control total de las cuentas corrientes que maneja la Municipalidad de Chillán, entidad que administra más de 30 mil millones de pesos al año.

En el concurso público convocado por la entidad edilicia aparecen como interesados el Banco de Crédito de Inversiones BCI y el BancoEstado, firmas que han participado activamente en el proceso de consultas que fue abierto dentro de la licitación.

A través de la página del Mercado Público donde se gestionan las compras del Estado y de municipalidades, ambas instituciones financieras (y eventualmente otras no identificadas aún) han participado de un proceso que llegó a sumar 198 preguntas y las respectivas respuestas del municipio.

Las cuentas corrientes del municipio las ha manejado históricamente el BCI, pero hasta ahora esa relación no ha sido particularmente beneficiosa para la municipalidad, que no ha obtenido ingresos importantes.

El panorama debiera cambiar en el futuro, pues la competencia derivaría en que los interesados realicen propuestas interesantes para el control de los millonarios ingresos que obtiene el municipio chillanejo.

La corporación edilicia administra recursos propios, a los que se suman los fondos que llegan desde los respectivos ministerios para Salud y Educación.

El resultado final de esta confrontación entre dos de los bancos más importantes del país se debería conocer el próximo 30 de junio, cuando ambas firmas presenten sus ofertas a la entidad edilicia, la que debe tomar una decisión final el 8 de julio.

Entre los elementos llamativos de este proceso está el hecho que la entidad que se adjudique el manejo de las cuentas estaría obligada a proveer un cajero automático dentro del municipio local para facilitar el acceso de productos a los funcionarios.

Platas municipales
La municipalidad maneja, según los antecedentes disponibles, 25 cuentas corrientes, de las cuales 17 corresponden a la municipalidad, seis al DAEM, una a Salud y una a Cementerio. 

Entre los antecedentes aportados se indica que la municipalidad y todas sus entidades giraron durante el año 2015 alrededor de 30.000 cheques. 

Las respuestas presentadas por la Municipalidad de Chillán permiten conocer otros antecedentes financieros relevantes, que dimensionan la cantidad de transacciones financieras que tienen como foco al municipio.

La corporación paga al año por concepto de cotizaciones previsionales un monto superior a los $434 millones, según datos del 2015 y requeridos por los bancos.
A través del concurso público se pudo conocer el número de transacciones mensuales en la corporación edilicia, las que llegan a las 15.000. 

Se suma a ello las variaciones conocidas ahora en materia de recaudación, las que están sujetas a períodos de alta o baja demanda. Pero se estima que la recaudación diaria va desde los 7 a los 200 millones.

En cuanto a pagos, la municipalidad tuvo que entregar información sobre los tipos que realiza en sus diferentes unidades, identificando cuando se cancela por cheques continuos o por talonarios.

Además se pudo conocer que la municipalidad paga cada mes mediante abonos a cuentas corrientes $39 millones para 46 transacciones, mientras que a cuentas vistas distribuye $94 millones para un total de 171 transacciones. En lo que corresponde a pagos mediante cheques estos llegan a $13 millones para 34 transacciones.

Se suman a ello pagos mediante Servipag por $25 millones para 66 transacciones.

En Educación la mayor parte de los pagos es mediante cuentas vistas con $623 millones para un total de 2.319 transacciones, seguidas por cuentas corrientes por $52 millones y 137 transacciones.

En Salud, en tanto, los abonos a cuentas corrientes son $289 millones por 255 transacciones y en cuentas vistas por $162 millones para 252 transacciones. En este caso hay pagos pro Servipag por $57 millones para 102 transacciones.