Inquietud frente a eventual aumento de recursos para el nuevo hospital

En contraste con la tranquilidad que existe en el Servicio de Salud Ñuble (SSÑ) local, respecto a la licitación del nuevo hospital de Chillán, desde la UDI el senador Víctor Pérez Varela manifestó su preocupación frente al proceso de revisión de ofertas que actualmente se desarrolla, y que debe estar finalizado a principios del mes de julio.


La inquietud surge luego de conocerse que de las siete empresas que presentaron ofertas por el diseño y construcción del nuevo recinto hospitalario que se ubicará en Avenida O’Higgins, solo una ofertó bajo el presupuesto referencial de salud, esto es 161 mil millones de pesos.


No obstante, desde Salud explicaron que de ganar una empresa que tenga un presupuesto mayor a esa cifra, existe la posibilidad de solicitar recursos extras, tal como ocurrió en Curicó, donde la diferencia entre el presupuesto y la empresa ganadora era aún más amplia que el caso local.


Palabras de tranquilidad que no dejaron conforme al senador de la  UDI, quien pidió “una pronta definición sobre la construcción del Hospital de Chillán”, asegurando que es necesario “establecer con claridad si se solicitará o no un aumento en el presupuesto para este proyecto”.


El parlamentario sostuvo que “no queda claro si se justifica solicitar un aumento de recursos, si existe entre los oferentes una empresa que está en el marco presupuestario definido, esto es 161 mil millones de pesos”.


Ello pese a que se precisó desde la Dirección del Hospital Herminda Martín que el eventual aumento dependerá de si la empresa ganadora no es justamente la que sí se ajustó a presupuesto, ya que efectivamente esa firma puede terminar siendo la elegida.


Víctor Pérez puntualizó que “solicitar un aumento de recursos puede implicar una nueva postergación del proyecto y una excusa para no llevarlo adelante, pese a que lleva años y que si no fuera por este Gobierno, ya estaría en plena construcción”.


Pérez Varela agregó: “vamos a estar muy atentos a cómo seguirá este proceso, porque Ñuble no se merece que autoridades poco competentes sigan postergando una necesidad tan sentida como es contar con un recinto de salud moderno y que responda a la demanda de la zona”.


Insistió en que “acá fueron estas autoridades quienes fijaron el marco presupuestario para el nuevo hospital, y si ahora dicen que se necesitan más recursos, lo tendrán que justificar muy bien, porque de lo contrario será una constatación más de lo mal que se están haciendo las cosas”.