Prenden estufa a leña durante día de Emergencia en Juzgado de Chillán

El miércoles pasado Chillán y Chillán Viejo vivieron un nuevo estado de Emergencia Ambiental que obligó a prohibir el funcionamiento de las estufas a leña, debido a los altas concentraciones de material particulado fino que tornan irrespirable el aire en la intercomuna.

Si bien las limitaciones al uso del popular combustible son dadas a conocer a diario en las declaratorias de los episodios críticos de contaminación , a través del sitio web del Ministerio de Medio Ambiente http://alertas.mma.gob.cl/, en el Juzgado de Policía Local de Chillán ese día hicieron caso omiso a la restricción anunciada con anticipación.

Así lo denunció la chillaneja, Jacqueline Gutiérrez, quien a través de una fotografía que tomó  a las 11.30 horas del miércoles , demostró que en dicha institución ignoraron por completo la normativa ambiental, ya que la estufa estaba funcionando a vista y paciencia de todo el público y los funcionarios.

“Chocaron mi auto, porque no respetaron un disco Pare, razón por la cual fui citada a un comparendo, en el Juzgado, mientras esperaba ví una estufa encendida, pregunté a un auxiliar y me dijo que estaba funcionando, porque tenían leña certificada. Le dije que esto era un abuso de poder, porque no se pueden encender las estufas en Emergencia. En realidad, en ese lugar, hay cero responsabilidad y amor por la ciudad, ellos se suponen que son el ejemplo”, alegó Jacqueline.

La situación descrita como irregular por parte de la vecina de Jardines de Ñuble no dejó indiferente al Seremi de Medioambiente, Richard Vargas, quien criticó el actuar de la institución.

“Deben predicar con el ejemplo, más aún si es un Juzgado que es ampliamente visitado por la comunidad y donde muchas veces se realizan infracciones. Puede ser que el calefactor use leña seca, pero si está certificado y no genera humo visible no hay problema”.

La autoridad regional recalcó que la normativa presenta algunas excepciones respecto al uso de calefactores que pueden ser utilizados en periodo de Emergencia.

“No basta con utilizar leña seca certificada, ya que el calefactor para funcionar tiene que estar certificado con bajos niveles de emisiones, desde octubre de 2014 en adelante de acuerdo a la norma de calefactores en Chile. La estufa tiene que tener un sello, lo mismo pasa con los calefactores que pertenecen al programa de recambio del plan, que no generan humo”, precisó la autoridad.

En el marco del Plan de Descontaminación Ambiental, el Seremi señaló que las instituciones públicas también deben ser fiscalizadas durante los periodos críticos de contaminación, facultad que en la provincia de Ñuble es ejercida por la Autoridad Sanitaria.

“Las instituciones públicas deben avanzar a un tipo de combustible alternativo. Es el ejemplo que deben dar escuelas, consultorios y oficinas de servicios públicos”, comentó la autoridad.

Error

Desde el Juzgado de Policía Local, reconocieron el error y manifestaron sus disculpas a la comunidad.

“Fue un error, en las mañanas encendemos la estufa en beneficio del público, porque el pasillo, que une los dos Juzgados, es muy helado. El problema fue que al auxiliar no se le comunicó que ese día había Emergencia Ambiental, pero apenas tomamos conocimiento apagamos la estufa. Día a día seguimos los anuncios sobre la calidad del aire, y lo comunicamos al auxiliar, quien de buena voluntad enciende el estufa cuando no hay prohibición absoluta".

El calefactor utilizado no cuenta con la certificación que garantiza bajas emisiones, por lo que esperan renovar el equipo postulando  al  programa  de recambio de calefactores a leña que impulsa el Plan de Descontaminación Ambiental (PDA)

"Es una Bosca antigua, pero la esperamos renovar en algún minuto y que nos incluyan en el programa de recambio de calefactores. Se enciende por el público, ya que los funcionarios utilizamos estufas a gas y eléctrica”, lamentó Ignacio Marín, Juez del Juzgado de Policía Local a www.ladiscusion.cl, quien precisó que hasta ahora la institución no ha sido fiscalizada en periodos críticos de contaminación.