Evalúan propuestas de 7 firmas interesadas en construir nuevo hospital

A fines del año 2017 podría comenzar la construcción del nuevo hospital de Chillán, luego de que hoy fuera cumplida una etapa crucial dentro de su desarrollo, como lo fue la entrega de ofertas técnicas y económicas por parte de las empresas interesadas en el diseño y ejecución de la estructura.


Al cierre del concurso público llegaron siete empresas, que a la luz de sus antecedentes publicados, dan plenas garantías de seriedad y una buena ejecución del proyecto para levantar el nuevo e imponente edificio de más de 108 mil metros cuadrados, que estará emplazado en terrenos del actual Hospital San Juan de Dios, en Avenida O’Higgins.


Si todo sale como espera el Servicio de Salud Ñuble (SSÑ), mandante de la obra, a fines de este año ya debería haber una empresa comenzando los trabajos del diseño definitivo del centro hospitalario,  mientras que las faenas se iniciarían a fines del año 2017, informó el director del Hospital Herminda Martín, Rodrigo Avendaño Brandeis.


El profesional destacó la calidad del proceso que concluyó ayer, con la participación formal de empresas con vasta experiencia nacional e internacional, lo que a su juicio “da garantías de que la elegida entregará una obra de calidad para la salud de la provincia”.


El director del Servicio de Salud Ñuble, Iván Paul Espinoza, mostró su conformidad ante la cantidad de firmas postulantes, puntualizando que “el número de compañías interesadas es reflejo del trabajo serio y responsable que hemos realizado en este proceso, que hoy inicia una nueva y rigurosa etapa, orientada a la revisión exhaustiva de cada propuesta”.


Paul informó que superada esta fase por la Comisión de Evaluación conformada al interior del Servicio de Salud Ñuble, esta entidad dispone de 30 días hábiles, según se ha establecido en las bases, para emitir un informe con fundamentos técnicos, financieros y jurídicos, “el que es entregado a la autoridad competente (director del SSÑ) para adoptar la decisión final sobre el  proceso de licitación y qué empresa asume el diseño y posterior construcción”. 


Si se adjudica el diseño y construcción del nuevo hospital de Chillán, precisó Iván Paul, el SSÑ enviará los antecedentes a Contraloría Regional para la toma de razón de la resolución que adjudica, plazo que depende exclusivamente de esa entidad.


El director del SSÑ agregó que para el inicio de la fase de diseño,  primero deben pasar los 30 días de evaluación de la comisión. Posteriormente, si hay adjudicación, “la decisión final debe ser enviada a toma de razón a Contraloría (desconocemos el tiempo de ese trámite administrativo) y luego la empresa puede iniciar su trabajo”. 

Admisibilidad
En lo inmediato, las siete propuestas ingresan al proceso de análisis de admisibilidad y de evaluación técnica y económica que realiza la comisión interna, cuyo rol es clave.


La comisión está constituida por profesionales del Servicio de Salud Ñuble, directivos y asesores del área de proyectos e inversiones y del proyecto del nuevo hospital. La integran la subdirectora de Recursos Físicos y Financieros del SSÑ;  el director del Hospital Clínico Herminda Martín, el coordinador general del Proyecto Nuevo Complejo Hospitalario, el subdirector médico del Hospital Clínico Herminda Martín, el jefe del Departamento de Inversiones del SSÑ, el asesor jurídico y profesionales de los departamentos de Inversiones y Abastecimiento.


Las empresas que postulan son OHL S.A., con $232.347.637.208; Besalco S.A., $196.192.771.953; CSJ Agencia, $194.583.323.310; Sacyr Chile, $186.352.516.672; FCC Construcción S.A., $199.441.828.294; Astaldi, $157.670.856.648 y Moller y Pérez Cotapos, $201.960.657.053.


El director del Hospital Herminda Martín, Rodrigo Avendaño, comentó que todas las ofertas que llegaron fueron aceptadas y en el proceso que se inicia ahora deben ser evaluadas no solo respecto de los montos solicitados, sino que en función de una serie de variables tan relevantes como aquellas.


Avendaño sostuvo que la experiencia previa de empresas debería ser un tema a considerar por la comisión, y en este sentido existen corporaciones postulantes que han estado detrás de proyectos hospitalarios y otros de carácter nacional e internacional.


Los evaluadores deberán analizar no solamente el valor presentado,  sino que también la experiencia previa en la construcción de obras en salud y obras civiles equivalentes, más experiencia de los profesionales en diseño y construcción.


En suma, la autoridad hospitalaria destacó la calidad de cada uno de los oferentes que llegaron a la licitación que culminó ayer, lo que da garantías para completar el diseño y emprender luego la construcción.


Rodrigo Avendaño además planteó que probablemente a fines de este año la empresa que sea adjudicada comience los trabajos para desarrollar el diseño definitivo, el que tiene su base en una propuesta del Servicio de Salud Ñuble, pero que debe ser perfeccionada y afinada en términos arquitectónicos e ingenieriles.


Avendaño agregó que cuando comience el diseño evaluarán el destino final que tendría el actual edificio del Hospital Herminda Martín, que deberá definirse hacia el año 2020, cuando concluya la nueva obra que tiene plazo de tres años de ejecución, el que puede ser ampliado en la medida que se justifiquen aumentos de obra.


Nombre del hospital
Agregó Avendaño que aún no está claro el nombre del futuro hospital. Ello dependerá del destino que se le dé al actual Herminda Martín, pues si el actual edificio deja de ser usado para atenciones hospitalarias, se podría perpetuar la memoria de la benefactora chillaneja que cedió los terrenos donde se emplaza, dando su nombre al futuro centro en Avenida O’Higgins.


Agregó que perfectamente parte de las instalaciones del actual recinto podrían ser traspasadas a entidades públicas o privadas en calidad de comodato, pero el destino final dependerá de las decisiones que se tomen en el futuro.