PDA: 86% de los sumarios a viviendas se han cursado durante Emergencia

Mientras el sistema frontal de viento y lluvia desde este viernes hace estragos entre las regiones de Atacama y O’Higgins, donde cerca de 900 personas quedaron aisladas y más de 2.000 sufrieron de cortes de energía eléctrica a causa de los fuertes vientos, en nuestra zona el clima no ha sido menos benigno.

Temperaturas mínimas de entre dos y siete grados Celsius se han vivido en Chillán y Chillán Viejo en lo que va del presente mes, con máximas que no han superado los 15 grados Celsius, factor que de alguna puede llegar a condicionar la vivencia de la temida saturación por material particulado fino 2,5 (MP2,5), producido por la quema de leña para la calefacción domiciliaria.

La pobre calidad de los vientos, la escasez de lluvias y los cinco grados anunciados por la Dirección Meteorológica de Chile para este viernes, fueron las variables que el Ministerio de Medio Ambiente (MMA) analizó por medio de su modelo predictivo de calidad del aire para recomendar a la Intendencia Regional que debería decretar oficialmente el estado de Emergencia Ambiental.

Con el episodio crítico por combustión de biomasa declarado para este viernes, la intercomuna registró su cuarto nivel extremo proyectado, lo que obligó a las autoridades de Gobierno activar las restricciones al consumo de leña domiciliaria, según lo establece el Plan de Descontaminación Ambiental (PDA) de Chillán y Chillán Viejo.

Fiscalizaciones
Un total de 28 episodios críticos decretados por la Intendencia Regional, sumó hasta este viernes la Zona Saturada de la Provincia de Ñuble.

De acuerdo al balance entregado por la Secretaría Regional del Ministerio de Salud, 10 Alertas, 14 Preemergencias y 4 Emergencias Ambientales han sido anunciadas.

Solo cuando se tienen proyectados estos tres elevados niveles de polución, el PDA local entrega facultades a la Autoridad Sanitaria para fiscalizar las viviendas e industrias que no acaten las prohibiciones establecidas.

Hasta el pasado jueves, el personal fiscalizador de la Seremi de Salud local contabilizaba 95.050 patrullajes a casas de la intercomuna durante los episodios críticos, que en rigor se trata de un recorrido visual que hacen las tres cuadrillas, de tres miembros cada una, que conforman el grupo de trabajo ambiental.

En 733 oportunidades los funcionarios intervinieron directamente en las casas, luego de constatar que no estaban cumpliendo con las restricciones al uso de leña y, por el contrario, despreocupadamente emitían humos visibles desde los cañones exteriores de sus estufas.

Procesos
La fiscalización interna de las casas chillanejas por parte de la Autoridad Sanitaria, ha dejado hasta el momento un total de 37 sumarios sanitarios en viviendas y solo cuatro a empresas de la intercomuna.

En el caso de las propiedades residenciales, durante las Alertas solo se sumarió a una persona por emitir humos visibles por más de 15 minutos continuos entre las 18:00 horas y las 6:00 horas, y en Preemergencia fueron cuatro las personas a las que se les citó a las oficinas de la Delegación Provincial de la Seremi de Salud.

El grueso de los sumarios aplicados se generaron en las tres primeras Emergencias Ambientales, al registrarse un total de 32.

En términos porcentuales, se tiene que el 86,5% del total de sumarios iniciados a los infractores al uso de leña, se generaron en la etapa extrema de contaminación.
estrategia

El seremi de Salud, Mauricio Careaga, explicó días atrás que el bajo índice de sumariados se debía a la estrategia fiscalizadora que estaban aplicando con el plan de descontaminación, vigente desde  el 28 de marzo pasado.

La autoridad regional admitió que las primeras semanas optaron por ejercer una labor educativa y preventiva, por lo que priorizaron la recomendación más que el castigo.

Al respecto el encargado de la Unidad de Gestión Ambiental de la Delegación Provincial de la Seremi de Salud, Ricardo Espinoza, explicó que la labor inspectiva se ha venido endureciendo en los últimos días.

“Estamos siendo más drásticos en nuestras fiscalizaciones. Hemos iniciado sumarios sanitarios no solo en Emergencia, sino que también en otras etapas críticas como Alerta y Preemergencia Ambiental”, recalcó.

 El funcionario admitió que las medidas restrictivas del documento necesitaban cumplirse de manera más severa.

“Consideramos que dos meses después de haber entrado en vigencia el plan de descontaminación, son suficientes como para que la gente sepa de lo que se trata y lo que implica este documento”, reiteró Ricardo Espinoza.

Cuarta emergencia
Replicando el trabajo sectorizado que se aplicó durante la tercera Emergencia Ambiental declarada el  viernes de la semana pasada, cuando la totalidad del personal fiscalizador de la Autoridad Sanitaria orientó su labor en el sector Parque Lantaño de Chillán, este viernes los inspectores de la repartición pública de salubridad se trasladaron hasta el sector nor oriente de la comuna, para verificar que los residentes de aquella zona tengan sus calefactores a leña apagados.

De acuerdo a los antecedentes emitidos por la Delegación Provincial de la Seremi de Salud, el plan de fiscalización apuntaba a las viviendas de las villas Emmanuel y eventualmente propiedades del sector Barcelona.

La opción de orientar las labores en zonas determinada de la Zona Saturada de Ñuble, se tomó luego de que se identificara aquellos sectores que más emisión de material particulado producían.

La idea de esta forma de trabajo, señaló la repartición pública, es visibilizar a la comunidad la labor inspectiva y ejercer presión en los residentes, con la presencia del personal de la Seremi de Salud. 

Ricardo Espinoza aclaró que esta es la segunda vez en el año que  se utiliza este mecanismo y recordó que, en el marco de la aplicación de la Alerta Sanitaria del año pasado, también se coordinó una labor similar.

Denuncias
Las denuncias vecinales durante la ocurrencia de las Emergencias Ambientales decretadas para Chillán y Chillán Viejo por la Intendencia Regional, no se han hecho esperar.

Con fotos publicadas a través de las redes sociales, los internautas locales han demostrado que en muchos lugares de la intercomuna no se respeta la prohibición de encender estufas en días extremos de polución por humo de leña.

Desde la Seremi del Medio Ambiente enfatizaron que cada uno de los habitantes de las dos comunas puede ser un fiscalizador, por lo que hacen un llamado a denunciar las malas prácticas vecinales en días críticos de Alerta, Preemergencia y Emergencia Ambiental.

En la Delegación Provincial de la Seremi de Salud recuerdan que existen dos números fijos a donde pueden llamar para dejar alguna constancia de reclamo en contra de aquellos que infringen las restricciones anunciadas.

El 42-2585055 y 42-2585050 son los teléfonos en donde se puede recibir denuncias, aunque aclaran que éstos solo atienden en horario de oficina.