A fines de junio debe ser aprobado por Vivienda nuevo Plan Regulador

Luego de siete años de espera y después de 22 años desde la aprobación del último Plan Regulador, la Seremi de Vivienda estaría a menos de un mes de aprobar la actualizada carta de navegación de Chillán, elemento básico para el desarrollo armónico y planificado de la ciudad.


Desde la Secretaria Regional Ministerial de Vivienda informaron hoy que la Municipalidad de Chillán finalmente envió las respuestas a las observaciones que presentó al documento derivado por la entidad edilicia en marzo pasado.


Desde que el municipio chillanejo traspasó el texto definitivo a la Seremi en Concepción, el que había sido aprobado por el Concejo Municipal en febrero pasado, hubo un nutrido intercambio de información entre ambos organismos, con la finalidad de afinar el Plan Regulador Comunal (PRC) y todas sus normativas internas.


El pasado 26 de abril la Seremi había enviado un oficio a la municipalidad, que contenía un conjunto de observaciones técnicas, calificadas de forma, vinculadas principalmente a la concordancia entre todos los documentos que conforman el plan.


Esas observaciones fueron contestadas por la entidad edilicia a través de la unidad de Asesoría Urbana que depende de la Secretaría de Planificación Comunal, Secpla, hace ya varias semanas, se confirmó desde la Seremi.


Con los antecedentes en poder de esa entidad regional, se estarían dando las condiciones para que el Plan Regulador pueda ser aprobado dentro de las próximas semanas.


Desde Concepción el seremi  de Vivienda Jaime Arévalo planteó que esa entidad desarrolla actualmente el “proceso de revisión del expediente técnico dentro de los 60 días que nos da la reglamentación vigente para responder. Nos quedan alrededor de 30 días para responder. Dentro de ese plazo debe estar definida la aprobación (o rechazo) del expediente. Creemos que será lo primero. Si es así, se remite el expediente al municipio para su publicación en el Diario Oficial”. 


En el caso de Chillán, el Plan Regulador no debe ser visto, analizado, ni aprobado por ninguna otra instancia que no sea la Seremi de Vivienda, como podría serlo Contraloría o el GORE. Por ello,  cuando se le dé el visto bueno y sea publicado en el Diario Oficial, pasa a ser plenamente válido.


La Municipalidad de Chillán inició la tramitación del plan el año 2009, y según los antecedentes entregados ahora, a fines de junio la entidad regional podría validar el documento maestro.


La carta de navegación comunal, deja fuera una serie de observaciones de la comunidad chillaneja, como la necesidad de ampliar la zona para construir edificios de altura, de acuerdo a lo planteado por la Cámara Chilena de la Construcción en reiteradas oportunidades.


Esta propuesta fue rechazada por la municipalidad local, pues hubiera significado rehacer el documento, lo que habría derivado en que los plazos se postergaran por varios años más.


Se suma a ello la necesidad de los vecinos de villa Barcelona para que fuera modificado el trazado de la circunvalación oriente, que está diseñada entre ese conjunto y la Villa San Miguel.