Tras 4 años de presiones constructora entrega títulos de dominio

Un acuerdo firmado en el Juzgado de Policía Local el pasado 2 de marzo derivó en que tras cuatro años de presiones y querellas presentadas por 50 clientes, quienes compraron sus departamentos al contado entre 2012 y 2013, recibieran al fin sus dominios de propiedad.


La confirmación la hizo el abogado Ricardo Robles, quien representó a más de 20 de los 50 demandantes y quien explicó que “esto pone fin a la pesadilla de estas personas que habiendo pagado la totalidad de sus viviendas ubicadas en el edificio Doña Beatriz, en Avenida Brasil, no habían logrado registrar sus dominios en el Conservador de Bienes Raíces, porque la constructora no había pagado la hipoteca bancaria que significó el proyecto”.


Lo anterior significa que legalmente los departamentos aún pertenecían al banco “y en caso de quiebra, los legítimos dueños habrían quedado sin nada”, apuntó.


La empresa se vio obligada, además, a pagar casi $7 millones por concepto de inscripción de propiedades en el conservador y aún se debe cancelar cerca de $2 millones a cada cliente afectado por concepto de daño moral, conforme a la sentencia del juzgado.


Sin embargo, para el abogado Robles hay serias dudas de que esto ocurra en lo inmediato, “no olvidemos que el gerente de esa empresa, Marcelo Escobar Klein, está con orden de arresto por varios meses y está técnicamente inubicable”.


Aún quedan cerca de 20 clientes sin sus dominios debido a que estos no se adscribieron al proceso judicial.