Dos mil nuevos casos de hipertensión se registraron en la provincia

En el marco de la conmemoración del Día Mundial de la Hipertensión Arterial, profesionales del Servicio de Salud Ñuble invitaron a la comunidad a informarse sobre esta enfermedad, sus consecuencias y las medidas para reducir el riesgo y tratarse a tiempo.

Según indicó el Director de la Institución, Iván Paul, “72 mil 737 personas mayores de 15 años  tienen esta condición de salud y están en control en los centros de atención de la red, es decir, 2 mil más que en 2014 y del total de esta población, el 40% de los casos se trata de adultos mayores de 65 años”.

El facultativo agregó que “a diferencia de la mayoría de las enfermedades, ésta presenta síntomas tardíamente. De ahí la importancia de prevenir y detectarla a tiempo con exámenes médicos preventivos que se realizan en forma gratuita como parte del plan AUGE. También, es fundamental que quienes ya tienen hipertensión estén bajo control médico y con el tratamiento adecuado”.

La presión alta es uno de los principales factores de riesgo de patologías cardiovasculares, junto con el tabaquismo, el colesterol alto y la diabetes. Una persona con hipertensión tiene más probabilidades de desarrollar ataques cerebrovasculares, infartos al corazón y otros problemas de salud que pueden causar discapacidad o incluso la muerte.

Menos sal

Una de las principales medidas para prevenir y controlar la hipertensión es reducir el consumo de sal. Los chilenos consumen en promedio 9,8 gramos de sal al día, el doble de lo que recomienda la Organización Mundial de la Salud (OMS) que es de 5 gramos. Junto con esto, es importante adoptar estilos de vida saludable realizando actividad física de forma regular, evitando el consumo de alcohol e incorporando frutas de y verduras a nuestra dieta.

La nutricionista del Departamento de Redes Asistenciales del Servicio de Salud, Marycielo Avendaño,  explica que “hay que evitar añadir sal a la comidas, ya que los alimentos naturales contienen la sal que necesitamos”.  Saborizar los platos con vinagre, limón, aceites aromatizados o especias como  cilantro, albahaca u orégano, son algunas de las alternativas que entrega.