Estudiantes chillanejos suman ayuda en favor de Maullín y Chiloé

Desde este martes y hasta el viernes 20 de mayo, el Colegio Seminario Padre Alberto Hurtado de Chillán realizará una colecta solidaria, para ir en ayuda de las familias de los estudiantes de la Escuela Francisco Cortés Ojeda de Carelmapu, perteneciente a la comuna de Maullín, caleta distante a una hora y media de Puerto Montt, que está afectada por el fenómeno de marea roja que tiene a las regiones de Los Ríos y Los Lagos con prohibición de extracción de mariscos bivalvos.

“A través de esta campaña queremos solicitar ayuda para las 220 familias de nuestro colegio que en estos momentos se encuentran pasando una situación muy crítica por la contaminación de las aguas en la Décima Región, escenario que les impedirá trabajar por varios meses. Estas personas dependen económicamente del mar para subsistir”, comentó la directora de la Escuela Pamela Haefner.

La ayuda consistirá en recaudar alimentos no perecibles (legumbres, arroz, sopas, jurel y atún en conserva, harina, tallarines, salsa de tomates, mermeladas) artículos de aseo (champú, jabón, detergente para la ropa, confort, pasta dental, toallas higiénicas, toallas húmedas), y pañales para bebés y leche en polvo.

La Escuela Francisco Cortés Ojeda es un establecimiento municipal con inspiración católica, que cuenta con 220 alumnos de prekínder a octavo básico y que se encuentra emplazada en la caleta pesquera de Carelmapu, en la comuna de Maullín, pueblo de 5.000 habitantes.

“Todas las familias de nuestro colegio viven de la extracción de pescados y mariscos y el 94% de ellas se encuentra en situación vulnerable, por lo que necesitan de mucha ayuda, ya que la mayoría de los padres y apoderados de nuestro establecimiento no recibirán el bono del Gobierno y se estima que al menos estarán seis meses sin percibir ingresos”, explicó la directora.

Se puede ayudar entregando los alimentos no perecibles, artículos de aseo y pañales en la oficina de Pastoral, ubicada en el Ciclo Superior del Colegio Padre Hurtado hasta el viernes 20 de mayo en horario de 8.00 y las 18.00 horas.

Envío de ayuda
A la campaña que se inicia este martes se sumó el envío, el viernes pasado, de alimentos recolectados por alumnos universitarios de Chillán.

Los representantes de las federaciones de Estudiantes de la Universidad del Bío-Bío y de la Universidad de Concepción lanzaron la campaña “Ayuda a Chiloé” y una delegación de la UdeC, en Concepción, recibió la ayuda de los estudiantes chillanejos para luego ser trasladada en un bus con destino a Chiloé, donde los pescadores artesanales se encuentran sin trabajo a causa de la crisis de la marea roja que afecta a la Región de Los Lagos. 

Hasta los centros de acopio de la UBB en Chillán no solo llegó colaboración de los propios estudiantes y profesores, sino también de los colegios, de la Universidad de Concepción y del movimiento Ñuble Libre, que solidarizaron con la crisis que afecta a la isla. 

Fueron 10 cajas de alimentos no perecibles, ropa y artículos de aseo que lograron reunir durante la semana en los puntos de donación que se habilitaron en los campus La Castilla y Fernando May de la UBB. 

“Viajamos en una camioneta a dejar las cosas. Quisiéramos haber aportado más, pero de todas maneras agradecemos el apoyo de la UdeC y Ñuble Libre que se sumaron a esta iniciativa que nació del Consejo de Presidentes. Lo que sucede no solo afecta a Chiloé, en el futuro puede ser a todo el país, si se siguen tomando malas decisiones. Como estudiantes quisimos estar presentes para ayudar a las familias de los pescadores que lo están pasando mal”, comentó a www.ladiscusion.cl Dorka Ruiz, presidente de la Federación de Estudiantes de la UBB.