En un 125% aumentó el abigeato a diferencia del año pasado en Ñuble

Dos zonas fueron las determinadas por Carabineros para combatir estratégicamente el abigeato (robo de animales), ante el crecimiento de un 125% de estos incidentes, en comparación con el año pasado en la Región de Ñuble.

Los más afectados son los pequeños y medianos ganaderos que sufren la pérdida de sus animales que incluso, son faenados en los mismos predios de ellos por parte de los delincuentes.

Algunos son más avezados y cometen el delito en las cercanías de la Ruta 5 Sur para trasladar el ganado hacia otras regiones.

Los productores de Ñuble han enfrentado el problema en coordinación con autoridades policiales, organizaciones gremiales y algunos municipios de la zona.

El presidente de los ganaderos de Ñuble, Matías Vega, detalló que el problema es grave porque los delincuentes han sofisticado su modus operandis.

“La situación es crítica. Estamos hablando de un aumento de un 125% del abigeato, respecto a la misma fecha del año pasado. Es difícil controlar este delito”, precisó el dirigente.

Además, Vega recalcó que los más afectados son los pequeños productores. La organización frente a esta situación es fundamental, pero la preocupación radica en la ausencia del Ministerio Público en este ámbito.

“Aquí los más afectados son los pequeños y medianos productores. Esto tiene un impacto social y económico tremendo. Los fiscales tristemente no han dado luz de alguna reunión”,

Particularmente, los delincuentes realizan sus fechorías en un determinado horario. Bajo esa premisa, la unidad de Carabineros que inspecciona los sectores ha implementado varios recursos, tanto logísticos como humanos, de cara a las próximas fiestas patrias donde aumenta el robo de vacunos.

Por ello, el mayor Juan Opazo, al mando de esta unidad, estima que debería bajar las cifras de robo.

“Esto ocurre durante en las madrugadas en los sectores rurales y en los más apartados, afectando a pequeños agricultores y ganaderos. Con este nuevo recurso logístico, más un aumento de recursos humanos y la coordinación con carreteras, creo que tendrá un resultado positivo”, afirmó el mayor.

Los productores y ganaderos esperan que las sanciones por este delito aumenten para enfrentar de buena forma este flagelo que se genera en los campos de Ñuble.