Pladeco: ciudadanía propone paseos peatonales en El Roble y 5 de Abril

La forma de entregar el avance del Segundo Informe del Plan de Desarrollo Comunal (Pladeco), generó críticas desde concejales de oposición, que apuntaban a que la manera en que se entregan los contenidos es tan relevante como el contenido mismo.


Durante este viernes la Municipalidad de Chillán dejó en los casilleros de los concejales un informe de alrededor de 50 páginas que en su título adelantaba lo que se pensaba era un estudio pormenorizado sobre la marcha del informe que desarrolla la Universidad del Bío-Bío.


Ediles pensaban que en el escrito se encontrarían fundamentaciones, razonamientos y explicaciones bien detalladas sobre las etapas por venir, como de los proyectos que forman parte de la matriz de iniciativas priorizadas por la comunidad, y que se agregaron a las seleccionadas por las autoridades y funcionarios municipales.


Sin embargo, cuestionó el concejal Camilo Benavente,  “el informe que nos llegó, y que espero que no sea el definitivo, es muy precario, informal, con información incompleta, imágenes borrosas y fotografías de mala resolución y no corresponde a la calidad que se espera de un informe oficial”.
Benavente declaró que “cuando en los próximos días se nos entregue el informe esperamos una mayor densidad de información, y sobre todo, certezas respecto de los plazos para la entrega del Pladeco”.


En estos momentos, informó  el municipio, el Pladeco se encuentra en el Ciclo de Elaboración, más concretamente, concluyendo la Segunda Fase (Propuesta de la Comunidad) y preparando el inicio de la Tercera Fase.
Al informe le restan todavía el llamado Ciclo de Negociación, que considera dos subfases, las de Votación del Pladeco y Lanzamiento Oficial.
Posteriormente viene la Tercera Etapa, que contiene las fases de Evaluación del Proceso, Diseño de Estudios, Gestión Presupuestaria y Revisión futura del Pladeco.


Según la Municipalidad, durante la Tercera Fase del Ciclo de Elaboración se tendrá que acotar la cartera de iniciativas situadas la matriz de proyectos, además de delinear la matriz de riesgos, la instalación del sistema de seguimiento y, por último, la votación del Pladeco por parte del Concejo Municipal.
Benavente agregó, frente a ese itinerario que ve “muy difícil, por los plazos que se toma la Municipalidad, que el Pladeco sea aprobado este año”.


No obstante desde el municipio se plantea que es perfectamente posible que el instrumento de planificación sea concluido durante este 2018. “Se está trabajando de manera coordinada y mancomunada para ello entre la consultora de la UBB y Secpla. Nuestro propósito es tener un Pladeco participativo y a la vez inclusivo, que aborde todas las áreas estratégicas y territorios definidos por el Municipio y la comunidad”, explicó la entidad edilicia.


El documento, que debe ser entregado a los ediles el próximo lunes y al cual tuvo acceso LA DISCUSIÓN, está en poder del municipio chillanejo desde el 17 de julio y corresponde al Segundo Informe de Avance, del cual este viernes se conoció un Resumen Ejecutivo.


Matriz de proyectos

En el informe viene un apartado que contiene los proyectos priorizados de la comunidad durante las numerosas jornadas de participación ejecutadas en diferentes sectores urbanos y rurales de Chillán.
Al realizar un análisis de las propuestas de la comunidad surgen ideas conocidas e incluso se nombran otras que forman parte de la planificación comunal desde hace mucho tiempo.


El conjunto de propuestas comunales emanadas desde las bases están contenidas en líneas estratégicas de Medio Ambiente-Sustentabilidad, Cultura, Identidad y Patrimonio, Desarrollo urbano-rural, Transporte y conectividad vial, Desarrollo Social, Desarrollo Económico y Productivo, Salud, Educación, Turismo, Gestión Municipal-Servicios de la comuna, Deportes y Seguridad-Servicio de Emergencia.


Entre las propuestas ciudadanas en Medio Ambiente está la construcción de un parque en el centro de Chillán, implementar restricción medioambiental y restringir el uso de la leña. 


En desarrollo, urbano, la ciudadanía propone construir paseos peatonales en calle El Roble, desde Isabel Riquelme hasta Arauco, y en 5 de Abril, desde Maipón hasta Constitución, alejando la locomoción pública del centro.


En Transporte, la comunidad planteó la construcción de un aeropuerto, instalación de más semáforos y buscar estrategias para regular el tránsito vehicular. Y en Seguridad, instalar casetas de seguridad urbanas e instalar un cuartel de la PDI en la zona oriente de Chillán, entre otras propuestas.


Texto más completo


El coordinador del Pladeco de la Universidad del Bío-Bío, Domingo Sáez, planteó que lo que recibieron los ediles ayer no es el documento definitivo.
El profesional agregó que el plazo de entrega del documento vence el próximo lunes y en ese sentido pondrán a disposición de ellos un texto más completo.
Precisó que el Informe Ejecutivo, entregado a los concejales, “es como su nombre lo indica, líneas generales de lo desarrollado, con fotografías y algunos hitos importantes, que tiene por propósito dar contexto general al Informe Final de Segunda Fase del desarrollo del Pladeco (Resumen)”.
Para Sáez existe una estrategia de trabajo conjunto con el municipio chillanejo que debiera dar frutos durante este año.


Expuso que “solo resta una fase del Ciclo de Elaboración denominada Toma de Decisiones. Tras aprobada esta pasamos a la fase final ligada a la Votación, Aprobación y Lanzamiento del Pladeco. Al respecto, se reitera y remarca que se está trabajando de manera coordinada entre Secpla y la consultora de la UBB para concluir antes del término del año 2018”.


Desde el organismo consultor se plantea que las iniciativas de la comunidad serán analizadas en su mérito técnico.
Además, Sáez destacó la calidad del proceso de participación que permitió reunir a un millar  de personas en distintos encuentros locales.
“Esperábamos una participación activa de la comunidad y esto se cumplió cabal y ampliamente en cada uno de los talleres territoriales urbanos y rurales y en el Taller de Actores Relevantes, en los cuales participaron más de 1.000 personas. No es prudente realizar un juicio de valor sobre las propuestas de la ciudadanía. Lo que sí compete es realizar un juicio técnico de estas, de las cuales se pueden  destacar la calidad, pertinencia, cantidad y diversidad de focos de acción de los proyectos, estudios y programas relevados y priorizados por los actores relevantes y territoriales (urbanos y rurales) de Chillán”, remarca Sáez.


Desde el municipio se reafirmó que “en este momento se terminó la segunda fase y  de acuerdo a las bases de licitación, tras cada etapa se tiene que hacer un resumen que se presenta al concejo. El concejo solamente es oyente, puede opinar, pero no es determinante, entonces ya concluyó la primera etapa, la primera fase en la cual se hizo la consulta a las autoridades comunales”.