El nuevo sello que Ñublense estrenará ante P. Montt

“No prometo que vamos a mantener el arco en cero, pero sí prometo que siempre saldremos a buscar el arco rival para ganar los partidos”.

Con esta premisa el nuevo técnico de Ñublense, Germán Cavalieri, dejó sentenciado el sello que le quiere dar al elenco chillanejo de cara al choque de “seis puntos” con Puerto Montt.

El estratega trasandino trabajó durante la semana apuntando a introducir dos conceptos que son parte de su ideario táctico: la intensidad de juego y la búsqueda del gol con vocación ofensiva.

Ensayó una serie de movimientos ofensivos que buscan darle al elenco de los “diablos rojos” mayor volumen de ataque, seguridad en la posesión del balón para someter al rival, contundencia en los últimos metros y confianza para jugar con la línea defensiva más adelantada para estar en cualquier momento mano a mano.

De hecho Cavalieri orientó su trabajo táctico hacia el desarrollo del “ida y vuelta”, pidiéndole a sus jugadores “máxima intensidad al límite de sus capacidades”.

“Si alguien me puede dar el 100 por ciento, fantástico, si otro me puede dar el 70, pero a su máximo, también sensacional, pero quiero que lo den todo al máximo”, habría recalcado Cavalieri en una de las intensas prácticas en las que remeció además la autoestima de un equipo que no gana hace ocho fechas, considerando las tres derrotas que sufrió en Copa Chile.

Las variantes de Cavalieri

El ex entrenador de Palestino y Deportes Valdivia se tomó la semana para dimensionar el real nivel futbolístico y anímico de sus dirigidos, para poder bosquejar una oncena en la que privilegió jugadores de corte ofensivo que le permitieran asumir riesgos en ataque para salir con todo a ganar el partido ante los “salmoneros”.

Todo indica que plasmará el esquema 4-1-3-2, en el que introdujo variantes en la línea defensiva y en la media.

En la zaga reaparecerían tres valores que no jugaron en Valdivia. Por la banda derecha asoma como titular, en desmedro de David Tapia, el experimentado René Bugueño, quien está llamado a ser un verdadero “abrelatas” por petición de Cavalieri, que espera atacar mucho por el costado derecho.

En tanto, como lateral izquierdo reaparece un “borrado” por Astorga, el juvenil sub-20 José Garcés, quien llegó a préstamo desde O’Higgins.

En tanto, en el centro de la zaga vuelve el veloz Diego Opazo, quien si bien cometió un error que costó un gol ante Cobresal, por su velocidad, permite en algunos pasajes del pleito jugar mano a mano con el equipo rival.

Mientras que en el mediocampo la gran novedad pasaría por la presencia de Diego Sepúlveda como volante izquierdo y la de Octavio Pozo como volante de corte central, función que ya cumplió con el técnico argentino Pablo Abraham. Finalmente, en ataque, mantendrá a la experimentada dupla que integran Sebastián Varas y Michael Silva, dos que fueron sociedad cuando integraron la Selección Chilena Sub-17 que dirigió Jorge Aravena.

Los jugadores han asimilado muy bien los conceptos de Cavalieri y ahora solo esperan reencontrarse con la victoria en casa para alejarse del colista absoluto San Marcos de Arica (19), que está a cuatro de puntos de un Ñublense, que de la mano de Cavalieri quiere despegar.

“Tienen un buen equipo”

El entrenador de los salmoneros, Fernando Vergara, anticipó que Ñublense será un duro escollo en el estadio Nelson Oyarzún.

“Es un rival que tiene un buen equipo, del que seguramente enfrentaremos su mejor versión porque todos los partidos que se vienen ahora son finales. Además, es un club que en su reducto, con su gente, se hace fuerte”, recalcó.

La probable formación de Puerto Montt, que viene de golear al colista Arica por 3-0, sería con Fabián Moyano; Joaquín Díaz, Fernando Cornejo, Jorge Aquino, Orlando Gutiérrez; Jorge Faúndez, Braulio Baeza, Albano Becica, Jaime Droguett; Matías Rosas, Nicolás Servetto.