Las dudas que deja caso de hombre baleado en Chillán

Un hombre armado muerto y un hombre armado detenido. Esas son hasta ahora las únicas certezas respecto al confuso incidente ocurrido la mañana de este viernes en una casa ubicada en la intersección de la calle Isabel Riquelme con avenida Collín, en Chillán.

Lee también: Balean y matan a hombre durante confuso incidente en Chillán

Fue a las 4:30 horas cuando Benedicto Cubillos abrió fuego y disparó contra la persona que se encontraba sobre el techo de su domicilio, encapuchada y portando un arma, utilizando una escopeta que se encontraba legalizada a su nombre.

"El arma del propietario se encuentra inscrita y hay otra arma corta que habría manipulado la persona muerta. Es necesario saber la procedencia y saber como ocurrieron los hechos", explicó el comisario Luis Garrido, de la Brigada de Homicidios de Chillán.

Mientras la policía civil realizaba los peritajes de rigor, y el cuerpo del fallecido yacía en el techo de zinc del inmueble, los vecinos de la calle Isabel Riquelme comenzaban a entregar diferentes versiones de lo que ocurría en el hogar de Benedicto Cubillos.

Uno de ellos explicó a La Discusión que frecuentemente se ve movimiento de personas durante la noche. "Llegan personas a las 2:00 o 3:00 de la mañana", dijo un vecino quien afirmó que en el lugar funcionaba un prostíbulo, situación que no ha sido confirmada por la policía.

Robo previo

En tanto, el talabartero Joaquín Isla, histórico residente del sector, afirmó que desde hace algunos meses se ha intensificado el movimiento de Carabineros y la PDI, registrándose incluso un robo con violencia.

Comentarios que se encuentran en línea con lo relatado por la defensa de Benedicto Cubillos, que explicó que en julio pasado el hombre fue víctima de un atraco en su domicilio, instancia en la que fue golpeado y maniatado.

Luego de este hecho fue que Cubillos decidió implementar medidas de seguridad en el inmueble y comprar el rifle con el que ultimó al hombre fallecido anoche.

En esta línea, el defensor del propietario de la casa, Rodrigo Orrego, dijo que alegarán que el hombre actuó en legítima defensa.

"Yo tengo entendido que los antecedentes preliinares dan cuenta que el efectuó un primer disparo de alerta. El había sido previamente amenazado con el arma. El se defiende y le apunta a una parte del cuerpo y el disparo da", sostuvo el jurista.

Orrego también descartó que el lugar operara como un prostíbulo.

Por su parte la fiscal a cargo del caso, Paulina Valdebenito, ante las múltiples versiones y la poca claridad que existe sobre la dinámica de los hechos, decidió ampliar la detención hasta este sábado.

"Vamos a pedir la detención hasta mañana (sábado). El está en condiciones de declarar ante la fiscalía, porsupuesto es una diligencia necesaria, para determinar luego si estamos en condiciones de formalizar", afirmó la persecutora.