Alcaldes solicitan acelerar diseño del puente Itata

Durante este año debería comenzar el diseño del puente sobre el río Itata, en la costa de Ñuble, si es que se cumplen los favorables pronósticos que fueron visualizados por alcaldes del Itata y el ministro de Obras Públicas, Juan Andrés Fontaine.

En dependencias de la entidad gubernamental en Santiago se reunieron las autoridades locales con el titular del MOP, con el fin de aclarar los plazos de ejecución de una iniciativa considerada como emblemática para todo el secano costero e interior.

El diputado Jorge Sabag Villalobos (DC) destacó tras la cita con el secretario de Estado, que las evaluaciones previas confirman que es factible construir el viaducto.

“La gran noticia que nos dio el ministro es que el estudio de prefactibilidad que está terminado confirma que el puente tiene una alta rentabilidad social”, releva el diputado.

Esto implica que los informes financieros califican a la obra como un proyecto que puede ser financiado por el Estado, dado que los recursos que sean asignados tendrán positivos efectos en las comunidades.

En estas condiciones, destacó el parlamentario, el Ministerio de Desarrollo Social, que tiene que estudiar la iniciativa, estaría en condiciones de entregar los fondos para ejecutar el diseño final del proyecto de ingeniería.

Con un plan que parece bastante favorable, lo que se espera es acelerar el RS o recomendación satisfactoria del proyecto para ejecutar el diseño definitivo.

Lo que quieren los alcaldes es acelerar los procesos internos para que durante este año se licite el diseño, el cual debiera ser entregado durante el año 2020.

Posteriormente el Ministerio de Obras Públicas estaría en condiciones de entregar los dineros necesarios para levantar la estructura, que unirá dos riberas del río Itata, en la comuna de Coelemu.

En el actual nivel de desarrollo, que corresponde a prefactibilidad, el costo estimado del puente asciende a los $27 mil millones.

Esta cifra, en todo caso, podría crecer una vez que se tengan los resultados definitivos y que estarán expresados en el plan final de licitación.

Proyecto estratégico

El alcalde de Trehuaco, Luis Cuevas, calificó la reunión como muy positiva, pues se “obtuvieron certezas” de la obra, largamente esperada.

La autoridad comunal recalcó que “el proyecto es considerado como estratégico para todo el territorio del Valle del Itata y para las regiones cercanas”.

Uno de los atributos que destaca es que el viaducto facilitará la conexión entre muchas comunas del territorio y permitirá darle viabilidad al proyecto de la ruta costera que unirá Cobquecura y Dichato, pasando por Trehuaco y Coelemu.

Desde esta perspectiva, “el puente favorecerá la conectividad vial, que es una de las principales falencias del sector costero” remarcó.

El alcalde de Cobquecura, Julio Fuentes, igualmente destacó las bondades de la infraestructura propuesta para este territorio, pues “permitirá abrir nuevos caminos hacia zonas costeras del sur”.

La posibilidad que se unan Cobquecura y Dichato tendrá como virtud abrir una serie de localidades al turismo regional y generaría una ruta mucho más expedita por la zona costera, favoreciendo al turismo interno.

El coordinador del Programa Zona de Oportunidades, exRezago, Cristóbal Martínez, sostuvo que la información emanada desde el ministerio “es una tremenda noticia para todo el territorio, pues favorecerá la apertura de nuevas rutas para el turismo y el comercio”.

Para el ingeniero, es imprescindible que las comunidades de la zona vayan siendo capacitadas respecto de las oportunidades que se abrirán para las actividades productivas de un territorio rezagado.

Prefactibilidad

El estudio de prefactibilidad, ya concluido, representó una inversión de 550 millones de pesos, los cuales fueron licitados y financiados con recursos FNDR aprobados por el Gobierno Regional y adjudicados a la firma ICR Consultores Ltda., que comenzó el estudio en septiembre del año 2016, concluyendo este año.

El anterior titular del MOP, Alberto Undurraga, firmó un compromiso con los alcaldes del Valle del Itata para comprometer los recursos necesarios para el estudio de ingeniería del puente en la desembocadura del río Itata durante este año 2018, obra clave del proyecto vial y respecto del cual se analizaron distintas opciones de emplazamiento en el sector .

Según Sabag, el diseño del puente permitirá concretar esa obra mientras se avanza en paralelo con la ruta, que tendrá una longitud aproximada de 60 kilómetros y será una alternativa a la Ruta 5, ya que empalmará por el norte con su prolongación hacia la Región del Maule y se conectará por el sur hasta Dichato, desde donde se podrá continuar por la costa hasta la Región de La Araucanía, lo que permitirá tener una conectividad expedita y de excelente calidad, beneficiando a las comunidades costeras desde la Región del Maule a La Araucanía.

Además, resaltó entre sus beneficios el rol estratégico y el impacto positivo que tendrá en el desarrollo de actividades como el turismo y sobre la agricultura en la zona.

Al localizarse el proyecto de viaducto en la Zona de Oportunidades del Valle del Itata (ex Zona de Rezago), sería posible lograr su concreción en un plazo más acotado de lo normal porque aquella condición le aseguraría, en teoría, un tránsito más rápido en la burocracia estatal.

El estudio de prefactibilidad tuvo como objetivo conocer la conveniencia técnica, económica, social, territorial y ambiental de establecer la conexión vial costera entre las comunas de Cobquecura, Trehuaco, Coelemu y Tomé (Dichato), mediante el mejoramiento de la infraestructura vial y la construcción de un nuevo puente sobre el río Itata.

El puente, precisó el alcalde Julio Fuentes “es una pieza fundamental del proyecto de la ruta costera N-114, O-14 para unir Cobquecura y Dichato cuyo desarrollo debe ocurrir de manera paralela al del puente”.

Dados los millonarios recursos que se requieren para la ruta y el puente, lo más probable es que el viaducto sea ejecutado en el mediano plazo, mientras que el camino pavimentado sea postergado hasta que se tengan los fondos necesarios.

El mencionado viaducto, que tendrá 2,2 kilómetros de longitud, y unirá según el estudio de prefactibilidad el sector Puaún, en Trehuaco, por el norte, con Meipo-Vegas de Itata, en Coelemu, por el sur, y mejorará la conectividad en la zona costera de Ñuble.