Vuelve a caer coihuecana que suma 40 causas por estafa

Asoma como insólito el que  Rosa Barra Soto haya quedado en libertad en septiembre pasado, luego que la PDI de Concepción la detuviera como autora de diversos delitos de estafa, sumando $120 millones en defraudaciones. Ya en esa fecha totalizaba más de 17 denuncias, 40 causas y víctmas en Chillán, Yungay, Concepción, Cabrero, Talca, Santiago, Viña del Mar y Concón.

Pero tras ser formalizada en diversos tribunales de Bío Bío y en el de Chillán, había quedado en libertad.

El martes pasado, la PDI penquista, unidad que nuevamente había recibido denuncias en su contra, volvió a detenerla, y ahora por defraudaciones por 30 millones de pesos más.

Lo que hacía esta mujer, con domicilio oficial en Coihueco, era hacerse pasar por funcionaria consultora de la Corfo, abordando siempre a personas de la tercera edad o de estratos educacionales bajos, haciéndoles creer que les ayudaría a gestionar apoyo estatal para la adquisición de vivienda, vehículos, maquinaria agrícola y otro tipo de herramientas. Tras algunas reuniones, cuando sentía ya que se había ganado la confianza de sus víctimas, les solicitaba dinero para "agilizar" la ayuda.

El comisario de la Brigada de Delitos Económicos (Bridec) de Chillán, Elvis Aravena, precisó que "ella tiene cuatro causas en Ñuble, una en Yungay y otras tres en Chillán, todas ellas se encuentran en investigación judicial porque ya se le formalizó por esas causas en 2017".

Mientras que Macarena Vera, directora regional de Corfo advirtió que "lo repetimos una vez más, Corfo no utiliza la figura del consultor, eso no existe, llevamos años diciéndolo, además, ningún funcionario de Corfo jamás le va a solicitar dinero a la comunidad, ni algún empresario o emprendedor que esté buscando realizar algún proyecto".

Tras su control de detención, en Concepción, se realizó un procedimiento simplificado que terminó con una condena de 41 días de prisión, multa de 4 UTM y firma por un año, mientras se continúan con las investigaciones pertinentes.