Advierten riesgosa temporada de incendios forestales en Ñuble

Una temporada “súper riesgosa” de incendios forestales fue la que anticipó este sábado el ministro de Agricultura, Antonio Walker, en una entrevista con diario El Mercurio.

La región de Ñuble no sería la excepción, dada la falta de lluvias y las altas temperaturas que imperarían durante la temporada de incendios que comienza el próximo mes de noviembre.

El secretario de Estado mencionó que el riesgo es “alarmante” y por lo tanto el Gobierno dispondrá de todo el apoyo para controlar los efectos de las eventuales emergencias.

Los dichos del ministro Walker fueron corroborados por Julio Torres, secretario ejecutivo nacional del Colegio de Ingenieros Forestales, quien explicó que las condiciones climáticas presentes en la región de Ñuble, podrían favorecer la ocurrencia de los incendios.

"Las bajas precipitaciones que se han registrado indican que habrá un verano muy seco. En consecuencia, los combustibles y toda la vegetación va a estar con una sequedad muy alta y, por lo tanto, van a ser muy fáciles de prender fuego ante algún tipo de ignición", destacó Torres.

El especialista recalcó que en el país, durante la temporada de incendios, que se extiende entre noviembre y abril del año siguiente, ocurren entre 5 mil y 6 mil emergencias.

"No es que nosotros tengamos veranos muy benignos, siempre tenemos riesgo de incendio. Sin embargo, el verdadero peligro tiene que ver con que en Chile se producen entre 5 mil y 6 mil incendios y esa es la cifra negra. Con un 1 o un 5% que sean desastrosos, ya podemos tener problemas", explicó el representante del gremio de Ingenieros Forestales.

Por este motivo, es que desde el Colegio afirmaron que es necesario un incremento en los recursos preventivos y de control de las emergencias.

En la nuestra región, el delegado ministerial de Agricultura, Juan Carlos Molina, dijo las zonas de principal riesgo estarían concentradas principalmente en las zonas dedicadas a los cultivos forestales.

"Los incendios forestales se concentran en la zona con mayor cantidad de bósques y eso hoy implica a la provincia del Itata y lo que es la precordillera", recalcó la autoridad.

En materia presupuestaria, el representante del ministerio de Agricultura en Ñuble explicó que habrá un aumento, aún no determinado, para el combate de los incendios.

En este contexto, Molina mencionó que "En términos presupuestario, aún no tengo detalles ya que esto está bajando recién a nivel nacional. Pero se va a implementar un plan reforzado que involucra a una mayor cantidad de gente que va a estar pendiente de los riesgos que van a existir en el ámbito forestal".

Con todo, la idea del Ejecutivo es evitar catástrofes mayores como las que tuvieron lugar en la región de Ñuble durante el verano de 2017 y que afectaron más de 22 mil hectáreas en comunas como Quirihue, Portezuelo y Quillón.