No habrá restricciones para peatones en el acto del 20 de agosto

Las instituciones que participan de la organización del acto entregaron este jueves detalles.

“Bajo ningún motivo será coercitivo”, respondió la gobernadora de Ñuble, Paola Becker, frente a las consultas en torno a la seguridad que habrá este lunes 20, durante la ceremonia de conmemoración del 240º natalicio de Bernardo O´Higgins.

Las distintas instituciones que participan de la organización de este tradicional acto, se reunieron ayer y entregaron más antecedentes respecto de la actividad, la cual está citada para las 9.30 horas.

“Este 20 de agosto tendrá una connotación histórica, pues será el último como provincia; el próximo pasará a ser una fiesta regional. Se han tomado todos los resguardos de seguridad necesarios para que, sin perjuicio de proteger a las autoridades, también se ponga énfasis en que la comunidad pueda asistir sin problemas, de forma tranquila, a disfrutar de una fiesta ciudadana. Bajo ningún punto de vista será algo coercitivo. La seguridad no significa coerción ni que la gente no pueda llegar a disfrutar de esta fiesta abierta a la comunidad. Este año, además, incorporaremos una tarima en el sector de la plaza”, sostuvo la jefa provincial, quien reiteró que el cambio de horario del acto responde a que “la agenda del Presidente obedece a niveles de contingencia, y finalmente la invitación al público se dejó para las 9.30. Él solo viene al acto cívico-militar, no tiene contemplada otra actividad”, aseveró.

Acto y seguridad
El comandante del Regimiento “Chillán”, coronel Alejandro Sandoval, informó que la ceremonia oficial comenzará a las 10 de la mañana, y se espera que dure alrededor de 80 minutos, siguiendo el programa tradicional: rendición de honores al Presidente de la República, alocución por parte del Mandatario, colocación de ofrendas florales, esquinazo, y finalmente, el desfile cívico-militar, que incluirá a 44 organizaciones sociales y a 500 efectivos de las unidades de la Escuela Militar, secciones de la Escuela Naval, de la Escuela de Aviación y de la Escuela de Carabineros, además de un batallón del Regimiento “Chillán”.

El teniente coronel de Carabineros, Farid Sales, reiteró que el público no tendrá restricciones para ingresar.

“No habrá ninguna restricción para que acceda el público, solo habrá limitaciones para quienes quieran acceder en vehículo, quienes deberán estacionarse algunas cuadras antes, algo que tiene que ver con facilitar el desplazamiento de las personas. El perímetro de restricción para los vehículos será de cuatro cuadras a la redonda, a partir de las 7 horas”, aseveró.

Temprano inicio
El alcalde de Chillán Viejo, Felipe Aylwin, destacó la coordinación del acto del 20 de agosto de este año, en el que se ha buscado recibir al nuevo territorio.

“Las organizaciones que van a desfilar están muy entusiasmadas, al igual que la comunidad. Muchos de nuestros adultos mayores podrán acceder a la gradería, lo que les permitirá estar sentados. Esto volverá a ser una fiesta ciudadana, invitamos a todos a participar”, manifestó.

Pese al optimismo del alcalde, algunos concejales de la comuna han manifestado su molestia por el temprano inicio de la ceremonia. Primero fue el radical Jorge Del Pozo, quien criticó los continuos cambios (ellos como autoridades recibieron tres invitaciones distintas, con distintos horarios), y también el hecho que las organizaciones participantes tendrán que estar muy temprano en el Parque.

Mismas aprensiones dio a conocer ayer la concejala socialista, Alejandra Martínez, quien dijo haber conversado con algunos dirigentes, quienes se mostraron molestos.

“Por muy importante que sea la agenda del Presidente, no puede condicionar la hora de un acto que tradicionalmente se ha llevado a cabo más tarde”, sostuvo la edil.