Médicos de Ñuble advierten complejo escenario tras límite a licencias

Controversia generó entre los médicos del país una circular del Ministerio de Salud que limita la cantidad de talorarios que pueden adquirir para emitir licencias médicas al año.

La inédita medida, que solo se había aplicado como sanción ante casos de fraude, no dejó indiferente a los médicos de Ñuble, quienes ven con preocupación esta restricción indicada por el Gobierno, ya que serán tres talonarios en total, que contienen 50 licencias médicas cada uno, en formato impreso, que podrán utilizar para sus pacientes.

Con ello el Minsal apunta a desincentivar el uso de la licencia en papel y promover la electrónica, como parte de un proceso de modernización.

En base a lo anterior, presidente del Colegio Médico de Chillán, Juan Pedro Andreu, considera que la medida sitúa a los profesionales en un escenario "complejo", debido a las diferentes realidades que presenta cada una de las especialidades.

Asimismo indica que la medida dificulta la labor de aquellos médicos de zonas más aisladas, donde no existe conectividad a Internet , además de los costos adicionales que conlleva la licencia electrónica.

"Hay especialidades que por los pacientes que atienden emiten más licencias, por ejemplo, los obstetras lo más probable que tengan más de 150 mujeres al año o trabajadoras que requieran permiso por los embarazadas y partos. Lo más probable que los siquiatras también requieran mucho más de 150 licencias y generalmente otras especialidades ocupan menos licencias", dijo.

A juicio del representante de los galenos, la emisión del permiso médico debería ser libre, ya que los médicos deben priorizar los derechos de los pacientes y velar por la seguridad social.

"Se tomó una decisión sin consultar a nadie, sin ver cuáles son las realidades que existen en las diferentes especialidades y si está era una medida en forma de limitar el acceso a la licencia médica por parte de los trabajadores, claro que es complejo, pero, desde mi punto de vista,  realizar esta medida como presión para que el médico no extienda licencia esto nunca va ocurrir, porque todos vamos a poner los derechos de los pacientes antes que otra cosa, y por la seguridad social los pacientes tienen derecho a licencia médica" , sostuvo.

Profundizar en el control de la ética de la profesión es uno de los desafíos que se ha planteado el colegio para regular el fraude y el engaño, tarea que ha sido compleja de realizar debido a la falta de adhesión a los colegios profesionales.

Así lo asegura Andreu, quien explica que "nunca se han tomado las medidas con estos colegas, nunca las direcciones de servicio ni Fonasa han tomado medidas concretas. Lo que hay que hacer es buscar a las personas que engañan al sistema y tomar las medidas que corresponden. Después del año 73 los colegios profesionales perdieron el control de sus asociados, hoy no es obligatorio estar colegiado, es muy poco como colegio lo que podemos realizar frente a situación que atentan con la ética".