El 20 de agosto “diferente” que espera al presidente Piñera

En los últimos años, cada 20 de agosto, organizaciones y autoridades locales se preparaban para la visita del Presidente de la República. Era “la” oportunidad para comunicarle las demandas del territorio, y conocer al mismo tiempo, algún anuncio en materias importantes.

La conmemoración del natalicio de Bernardo O'Higgins durante décadas ha servido para poner en la agenda temas relevantes para Ñuble, y fue fundamental a la hora de convencer a las autoridades políticas de la época, para enviar al Congreso el proyecto de ley que creó la región. Es más, en 2014 desfilaron los 21 alcaldes con un lienzo exigiendo a la entonces mandataria, Michelle Bachelet, que se iniciara el proceso legislativo, lo que dio frutos, ya que exactamente un año después, la expresidenta firmaba en la Sala Schäfer el proyecto de ley.

Junto a la creación de la región, temas como el embalse Punilla, y en el último tiempo, la concreción del hospital de Chillán y la salida de la cárcel del centro de Chillán también fueron discutidos durante la visita de los últimos gobernantes.

Un 20 distinto

Pero, ¿Será distinta la visita que haga el Presidente Sebastián Piñera este próximo lunes 20 de agosto?

Algunos advierten que sí, ya que la proximidad al debut de la región de Ñuble acaparará la agenda, y al mismo tiempo, ha generado grandes expectativas.

“Hay un ambiente distinto, de hecho, en un 20 de agosto pasado los alcaldes se movilizaron para exigir la creación de la región (2014), y ahora eso es una realidad, existe un ánimo de trabajar en conjunto. Hay una esperanza y optimismo que en años anteriores fueron difíciles de alcanzar, pues siempre se instrumentalizaba la visita del Presidente el 20 de agosto. Algo inconducente e impresentable”, sostuvo el senador de la UDI, Víctor Pérez.

Su par del PPD, Felipe Harboe, sin embargo, cree que el presidente Piñera aún tiene temas pendientes con el territorio.

“Esperamos que el Presidente anuncie medidas concretas para ayudar a la agricultura local, la erradicación definitiva de la cárcel y un plan maestro de pavimentación de caminos en nuestra región”, sostuvo, agregando que en lo político, “debe ordenar a su coalición, para que no se sigan peleando por el botín de pegas en la Región de Ñuble”, enfatizó.

Medidas de seguridad

Si bien todos los años hay amenazas de protestas por parte de grupos de dirigentes habitacionales o medioambientalistas, éstas siempre se han registrado de manera pacífica.

A juicio del senador Pérez, este año no tendría por qué haber protestas, no obstante grupos organizados de vecinos que están en contra de proyectos como Pelícano (salmoneras) o El Campesino (central termoeléctrica) quieren hacerse escuchar.

Por ello preocupa al Concejo de Chillán Viejo que se extremen en demasía las medidas de seguridad, tal como ocurrió durante la primera administración de Sebastián Piñera, cuando incluso, hubo francotiradores situados en los techos, y el Concejo terminó reclamando al director general de Carabineros, ya que lo que tradicionalmente “era una fiesta para los chillanvejanos, se transformó en una actividad lejana y llena de restricciones”, admitió el concejal, Jorge Del Pozo.

Cambio de hora de ceremonia

A diferencia de años anteriores, este 20 de agosto la ceremonia no se efectuará a las 10:30 horas, como era habitual.

Debido a cambios en la agenda del presidente Piñera -quien vendría exclusivamente al acto de O'Higgins, en una visita casi express, ya que en septiembre se pretende que intensifique sus actividades con motivo de la ceremonia de instalación- el tradicional acto cívico militar que se realiza en el Parque Monumental de Chillán Viejo, se trasladó para las 12:00 horas, según informó la Oficina de Comunicaciones y Relaciones Públicas del Regimiento No 9 “Chillán”.

Un cambio que seguramente obligará a modificar la hora para la ceremonia de inauguración del nuevo edificio de la Sexta Comisaría de Chillán Viejo, que estaba prevista al término del tradicional desfile.