Bombardeos aéreos en Siria matan a 53 civiles

Al menos 53 civiles, 28 de ellos niños, murieron en Siria en bombardeos aéreos lanzados el viernes por la noche contra varios territorios rebeldes del norte del país, según informó este sábado en un nuevo balance el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

El viernes, se lanzaron bombardeos aéreos contra la provincia de Idlib (noroeste), principalmente dominada por los yihadistas y los rebeldes, y contra una localidad insurgente de la provincia vecina de Alepo, uno de los bombardeos más mortíferos en el sector desde hace meses, según la oenegé.

"El balance aumentó tras el hallazgo de nuevos cuerpos bajo los escombros y la muerte de personas que sucumbieron a sus heridas", indicó el sábado a la AFP el director del OSDH, Rami Abdel Rahman.

Sólo en la localidad de Orum al Kubra, en el oeste de la provincia de Alepo, los bombardeos mataron a 41 civiles, 25 de ellos niños, según el nuevo balance de la organización, que no pudo precisar si estos bombardeos fueron lanzados por el régimen sirio o su aliado ruso.

"Este es el balance más elevado en los territorios rebeldes de la provincia de Alepo en todo el año 2018", preciso Abdel Rahman.

Además, en la provincia de Idlib, 12 civiles, entre ellos tres niños, murieron por los bombardeos del régimen y su aliado ruso contra dos localidades, según el OSDH.

El viernes, el balance dado por el Observatorio para ambas provincias informaba de 30 civiles muertos en Orum al Kubra, de los cuales 18 de ellos eran civiles.