Ofician a Monumentos Nacionales por baños públicos de la plaza

Un nuevo capítulo sumó la polémica por la construcción de baños públicos en la Plaza de Armas de Chillán, luego de que el arquitecto Claudio Martínez Cerda enviara una carta al Consejo de Monumentos Nacionales (CMN)

La misiva expone los hechos que estarían afectando un sector importante de la ciudad desde el punto de vista patrimonial.

Martínez expone que “en la Plaza de Armas de Chillán se encuentra erigida, en el centro de la misma, una estatua de Bernardo O’Higgins, del escultor argentino Roberto Negri, cuya instalación data de 1919”.

Martínez expone que a unos 18 metros del “conjunto escultórico en cuyo centro está la estatua, la Municipalidad inició hace poco la construcción de unos baños públicos sobre la superficie. Se trata de un volumen de 11 x 5,50 metros aproximadamente, y 3.50 metros de alto, cuyo acceso es común con uno de los accesos al monumento. Esto significa un severo daño patrimonial y a la dignidad de la estatua, que es en memoria y homenaje de quien es considerado el Padre de la Patria”.

El arquitecto acusa que “la plaza suele ser utilizada para eventos masivos, a la que concurren miles de personas. Este lugar se transformará en lugar degradado, como lo demuestra la experiencia, lo que afectará aún más la dignidad y memoria del máximo héroe nacional, desvirtuando con ello el sentido que tiene un monumento o estatua ubicado en un espacio público”.

Impacto negativo

A sus comentarios se suman los del Colegio de Arquitectos de Ñuble, quienes igualmente plantearon ayer nuevas críticas al proyecto municipal.

Pedro Ramos, presidente de la entidad, dijo que los socios del organismo creen que “el emplazamiento de los actuales baños públicos atentan contra el sentido patrimonial y urbano cultural, que constituye la Plaza de Armas de la nueva capital de Ñuble”.

Los arquitectos locales recalcan que “en este sentido la sugerencia quizás tardía es a repensar el diseño y ubicación de este elemento que se contrapone a la ornamentación y a su estilo algo renacentista, con piletas, monumentos, arborización y valores que otorga la edificación circundante, donde hay hitos significativos en la memoria urbana: Teatro, Catedral, Universidad, Gobernación, Municipalidad, y servicios públicos por nombrar algunos”.

Para el colegio profesional local con el proyecto la plaza “pierde la identidad patrimonial en todos sus ámbitos; cultural, histórico, educacional, social, arquitectónico y urbano principalmente”.