Entregarán obras de habilitación del GORE y Gobernación de Punilla

De a poco comienza a tomar forma la instalación física de la Región de Ñuble.

A 28 días de la puesta en marcha del territorio de manera independiente de Bío Bío, dos de las obras de habilitación de edificios públicos encargadas ya están listas.

Durante estos días la Delegación Presidencial revisará los trabajos del tercer piso del edificio público de Av. Libertad, en Chillán, que albergará al Gobierno Regional, los cuales ya terminaron.

“Muy pronto será la entrega -entre mañana viernes y el lunes-, y habrá un acto de recepción. Además, ya estamos coordinando la llegada de los muebles y computadores. Habrá varias entregas durante los próximos días”, informó el delegado, Martín Arrau, quien añadió que la otra obra que está terminada es la remodelación del edificio que albergará a la Gobernación de Punilla, en San Carlos, ubicado frente a la plaza.

“La Gobernación de Punilla también se entregará durante esta semana; el edificio de Itata, en Quirihue, está bastante avanzado; y la Gobernación de Diguillín, en Bulnes, y el segundo piso del edificio público de Chillán, donde funcionará la Intendencia, serán las últimas obras en entregarse, pues comenzaron después los trabajos, que son menores, y que en todo caso, van de acuerdo a lo estipulado en la carta Gantt”, acotó Arrau.

Nuevos ‘habitantes’

En tanto, el delegado Presidencial sostuvo una reunión con los nuevos “habitantes” del edificio público de Av. Libertad: los delegados del MOP, Ignacio Vera; Educación, Felipe Rössler; Vivienda y Urbanismo, Rodrigo Saavedra, además de representantes del SII, Tesorería, Corporación administrativa del Poder Judicial y Corte de Apelaciones.

¿El objetivo? Administrar y convivir de buena forma en este espacio a partir del 6 de septiembre.  

Martín Arrau les solicitó aunar criterios para tener un trabajo armónico, procurando el cuidado y la seguridad de un lugar que adquirirá una connotación importante con la Intendencia y el Gobierno Regional como íconos centrales.

“El orden parte por casa, por eso queremos que el edificio público que albergará a la futura Intendencia y Gobierno Regional se transforme en un lugar acogedor para la ciudadanía, limpio y ordenado, y para eso, he encargado a todos los servicios tareas específicas para vivir en comunidad. La idea es contar con un lugar de servicios públicos donde no solo resolvamos los problemas de los vecinos, sino que también resulte para los ñublensinos una visita grata al lugar”, sostuvo Arrau.

En este contexto, se encargó la figura de un “administrador” y de un “consejo administrativo’”, “porque el edificio debe tener la dignidad que corresponde en su categoría regional”, agregó el delegado.