Municipio pidió evaluación externa de riesgo financiero

La Municipalidad de Chillán, licitó un Estudio de Evaluación del Riesgo Financiero que tiene como finalidad postular al “Programa de Inversión Desarrollo para las Ciudades”, de la Subsecretaría de Desarrollo Regional y Administrativo (Subdere).

El objetivo principal del programa es impulsar, a través de aportes reembolsables, el diseño y aplicación de proyectos municipales de inversión en infraestructura comunal, que contribuyan a mejorar la calidad de vida de los ciudadanos.

Para optar a ello, según la Subdere, es necesario pertenecer al 30% de las municipalidades con mayor población, o ser capital regional; estar al día con sus respectivos pagos previsionales municipales y de las corporaciones municipales, y en los aportes al Fondo Común Municipal. Además es preciso contar con una calificación de riesgo financiero, efectuada por alguna entidad competente, realizada dentro de los dos años anteriores a la fecha de postulación.

Además, quienes postulan deben contar con la capacidad de endeudamiento que le permita la devolución de los aportes reembolsables autorizados por el programa.

En este contexto, la Municipalidad de Chillán requiere contratar una empresa externa que efectúe su evaluación financiera en un plazo de 45 días, para lo cual pagará $6.000.000

Según el municipio, lo que se pretende es “evaluar el riesgo financiero de la Municipalidad de Chillán y de los servicios incorporados a la gestión, como los Departamentos de Salud, Educación y Cementerios”.

Asimismo, se pretende identificar todos los factores que afectan la capacidad de pago y la sustentabilidad de las finanzas municipales.

Para ello será necesario obtener toda la información necesaria y suficiente sobre los factores que sustentan la calificación que recibe la Municipalidad; acceder a  “los indicadores financieros críticos que permitan conocer el grado de exposición al riesgo de la Municipalidad, identificar, y en lo posible cuantificar, las variables (factores) cualitativas que influyen en el riesgo municipal”.

En la evaluación se deben incluir la solvencia del gobierno comunal y la sustentabilidad de sus finanzas (ahorro corriente, financiamiento, estructura de ingresos y gastos, autonomía financiera, entre otros).

Según la bases de la licitación, se requiere determinar la capacidad de pago municipal y conocer su capacidad de endeudamiento a mediano y largo plazo. Específicamente, “se requiere demostrar en base a información histórica y proyecciones fundadas, que está en condiciones de generar 1,5 veces la cuota programada como pago anual del monto de aporte reembolsable que solicite” a la Subdere.