588 estufas dispondrá el PDA para Chillán este año

Cada vez es más difícil que el Ministerio de Medio Ambiente pueda cumplir con el compromiso asumido el año 2016, cuando comenzó oficialmente el Plan de Descontaminación Ambiental (PDA) de Chillán y Chillán Viejo, de retirar de circulación 20.000 antiguos calefactores a leña por equipos de mejor calidad y con estándares ambientales superiores.

Durante este martes fue realizado en el Teatro Municipal de Chillán el lanzamiento oficial del programa de recambio de estufas domiciliarias, que forma parte del Plan de Promoción de la Calidad del Aire.

Al término de este nuevo proceso se espera entregar 588 equipos, lo que implicará que al cumplirse tres años desde la implementación oficial de la iniciativa se habrán entregado un total de 1.870 estufas.

La cifra de 20.000 está lejos de poder ser cumplida y solo podría ser completada en la medida que durante los próximos siete años se entreguen fondos para financiar la compra de unos 2.600 calefactores por temporada.

Desde la Seremi del ramo se confía en que el esquivo objetivo podría ser alcanzado. Ello a pesar de que el delegado de Medio Ambiente, Patricio Caamaño Viveros, reconoce que por el momento no hay recursos suficientes.

Al menos un objetivo prioritario que deberá asumir el actual delegado es realizar los esfuerzos necesarios para que el Gobierno ponga a disposición de la intercomuna los fondos requeridos para instalar 18.130 equipos en los próximos siete años.

Plan de prevención

El delegado ministerial de Medio Ambiente, Patricio Caamaño, remarcó que el plan de prevención y descontaminación de esta cuenca atmosférica tiene como objetivo poder avanzar en el recambio de 20 mil calefactores distintos a leña.

La autoridad regional sostuvo que “el Plan de Descontaminación de la intercomuna es un proceso regulatorio que propone acciones y metas evaluables a 10 años. Nosotros recibimos el plan con un 4% de avance, y con el trabajo que estamos realizando pretendemos superar el 10% en un año. De todos modos, se somete a evaluación entre el tercer y quinto año de su ejecución, con el objetivo de poder evaluar sus efectos”.

De hecho no descarta que cuando Ñuble sea región, se pueda priorizar como medida la postulación a un FNDR para acelerar aún más el proceso de recambio de calefactores. Esta acción la tomó la Seremi de Medio Ambiente del Gobierno anterior, pero el Gobierno Regional de Bío Bío no priorizó el proyecto, que pretendía cambiar 3.500 calefactores.

“La opción de que las nuevas autoridades de Ñuble consideren un proyecto FNDR es parte del trabajo que debemos realizar, para así ponernos al día. Sabemos perfectamente cuál es el estado de la calidad del aire en Chillán y Chillán Viejo”, aclaró.

Caamaño agregó que “si bien la restricción en el uso de leña dura hasta el 30 de septiembre, el trabajo del Ministerio del Medio Ambiente por el Plan de Descontaminación no se detiene en esa fecha. Por lo que la actual medida se agendó para que los procesos de licitación y compra estuviesen listos, y considerando los plazos jurídicos de revisión. Además, el recambio no se puede realizar en temporada invernal, ya que se debe intervenir el techo de una casa, por lo que se deben evitar los meses de más lluvias y fríos para no tener problemas mayores”, comentó.

Tres tecnologías

Desde la Seremi de Medio Ambiente Marcelo Fernández, jefe de División de Calidad del Aire del Ministerio del Medio Ambiente, entregó su visión respecto del desarrollo del PDA de la intercomuna, en el marco del lanzamiento realizado durante la jornada.

Planteó que “lo que estamos haciendo es incrementar el número de recambios para ajustarnos a la meta que tiene comprometido el plan. En este invierno estamos haciendo una postulación por calefactores con tres tecnologías distintas, pellet, gas y kerosene. La gran importancia que tiene el recambio es dar una señal de que existen tecnologías más limpias que la leña”, apuntó.

A su vez, manifestó que “el tema de fondo es que la leña no es viable en zonas urbanas como Chillán y Chillán Viejo, por los niveles de contaminación que tiene. Complementariamente con los recambios, iremos avanzando en el mejoramiento de viviendas, nuevas y existentes”.

Finalmente el profesional recordó un hito que marcó el Gobierno, en el rol articulador de la cartera medioambiental. “Hace poco la ministra del Medio Ambiente y el ministro de Vivienda anunciaron el programa ‘Casa Sustentable’, que apunta a que las nuevas viviendas que se entregan con subsidio vayan con un sistema de calefacción incorporado, y aquellas viviendas que obtengan subsidio de acondicionamiento térmico, inmediatamente van a ser beneficiadas con el recambio, de forma tal de intervenir una sola vez la vivienda”.

Restricción

Patricio Caamaño Viveros, delegado de Medio Ambiente, destacó que los desafíos en materia de descontaminación que hasta ahora han sido asumidos por Bío Bío estarán incorporados en las acciones que desarrollará la nueva región.

“No debemos olvidar que la autoridad hasta el día hoy sigue siendo Bío Bío y estamos acá para recibir la posta e implementarlos cuando seamos independientes desde el punto de vista de la región”, enfatizó.

Caamaño comentó que el recambio de estufas se produce “en un par de años que son complejos desde el punto de vista presupuestario y esto no obedece a las voluntades de nosotros; todos obviamente quisiéramos que esto fuera más rápido, pero obedece a la Dirección de Presupuesto del nivel central”.

En tanto, Gustavo Pinto Cruz, delegado de Energía, planteó que el problema que afecta a la intercomuna debe ser analizada desde una perspectiva mucho más amplia e integral.

“El problema de la contaminación, si bien se enmarca en un programa de PDA para Chillán y Chillán Viejo, abarca más allá que estas ciudades, es toda la Región de Ñuble, la que tiene estos problemas. Hay ciudades que tienen la misma complejidad y por lo tanto hay que abordarlo de una manera integral. Y para eso estamos trabajando de una manera interministerial entre carteras como Medio Ambiente, Salud Vivienda, Transportes y Educación.

El objetivo final, agregó Pinto, es formular un “Plan Maestro que no solamente diga relación con la descontaminación, sino que pensar una ciudad distinta, una ciudad donde podamos tener electromovilidad, autos eléctricos o buses eléctricos, donde podamos tener ciclovías, incentivar un mayor uso de la bicicleta, una ciudad también donde la calefacción ya no sea por los biocombustibles sólidos tradicionales, sino que se utilice la electricidad, se utilice la calefacción solar entre otros combustibles”.