Licitan sistema para evitar apagones repentinos en los semáforos

Solo en lo que va del año 2016, al menos una treintena de denuncias ciudadanas por apagones que afectan a los semáforos de las principales avenidas y calles de la comuna han hecho chillanejos e instituciones civiles a través de las redes sociales .


Uno de los últimos llamados a la precaución por desperfectos en el funcionamiento de semáforos se constató el pasado domingo, cuando un tuitero advirtió que el señalizador del cruce de las Avenidas O’Higgins con Ecuador estaba apagado al promediar la medianoche.


Prácticamente no ha transcurrido semana del año en la que no se haya repetido un corte de energía en alguno de los aparatos viales de Chillán, lo que genera preocupación entre los conductores locales.


El año pasado el panorama no fue distinto, y si bien mayormente los problemas se constataron en las intersecciones de las céntricas arterias, los desperfectos también se han registrado fuera de las cuatro avenidas.


Al tratar de explicar el problema, que en rigor se arrastra desde mediados del año 2014, cuando se terminaron de instalar los modernos semáforos con sistema LED, en el municipio de Chillán argumentaron en su momento que las bajas de voltaje en el suministro de energía era la causa del cese de funcionamiento.


El inconveniente, según el gobierno comunal, radica en que al registrarse un cambio inesperado en el voltaje los semáforos se apagan, lo que obliga a ser manipulados manualmente para ponerlos en funcionamiento otra vez.


Fin al problema
Desde fines del año 2014 la Municipalidad de Chillán, a través de la Dirección de Tránsito, viene trabajando en un proyecto con el que se busca poner fin a los apagones repentinos en los semáforos del centro de la ciudad, con la instalación de baterías especiales en cada uno de ellos, con el que se les brindará autonomía suficiente como para regularizar los problemas que podrían generarse.


Luego de casi dos años desde que comenzó la elaboración de la iniciativa, el pasado lunes 2 de mayo el municipio local inició el proceso de licitación “Suministro e instalación de unidades de respaldo de energía UPS para semáforos”.


Según las bases técnicas del concurso público, la empresa que se haga cargo de las obras deberá construir gabinetes independientes para la instalación de los equipos, los cuales deberán asegurar la autonomía eléctrica de intersecciones semaforizadas durante un mínimo de tres horas continuas.


El principal factor de desperfecto identificado por la Dirección de Tránsito también será resuelto.


“Las unidades UPS deberán regular el voltaje que llega hasta el controlador de semáforo, de manera de asegurar un suministro eléctrico estable en 220 voltios, con variaciones máximas de un 6% y sin micro cortes”, detallan las especificaciones de la licitación.


Dentro de los trabajos que deben realizarse, están la construcción de gabinetes especiales con sus respectivas bases donde se alojarán el equipo UPS y su batería, se realizarán canalizaciones subterráneas y obras civiles necesarias (excavaciones, rotura y reposición de aceras), se suministrará e instalará el equipo UPS tipo Torre o Tipo Rack y se entregará el sistema configurado. 


De acuerdo a los plazos establecidos en el proceso de licitación, la apertura técnica y económica de los oferentes se celebrará el próximo 24 de mayo, y el 30 de junio se prevé la fecha de adjudicación de las obras. Finalmente, el 14 de julio se estima como el día en que se firmará el contrato, el cual se ejecutará con recursos propios.


Minimizar riesgos
La Municipalidad de Chillán explicó que el principal interés es asegurar la autonomía eléctrica de intersecciones semaforizadas de la comuna, tomando en consideración que se requiere la existencia de un tránsito seguro y expedito ante cortes de energía, a fin de minimizar los riesgos, accidentes y problemas de congestión. 


Ante esto, detalló la casa consistorial, se requiere la incorporación de las unidades de respaldo de energía (UPS), de modo que ante la ocurrencia de cortes de electricidad los semáforos puedan seguir operando sin interrupciones durante un determinado período de tiempo.


El proceso de licitación actual responde al tercer llamado que hace le municipio de Chillán, puesto que en los dos primeros intentos los resultados no fueron los esperados.


Los altos montos que ofertaron anteriormente los interesados por hacerse del proyecto chillanejo ha impedido concretarse la iniciativa edil.


Al respecto, la directora de Tránsito de la Municipalidad de Chillán, Érika Valenzuela, mencionó que deberán esperar “las propuestas que hagan las empresas para definir la cantidad de semáforos a los que se les incorporará las baterías especiales”.


No obstante, la funcionaria  adelantó que se priorizarán las principales intersecciones dentro de las cuatro avenidas de la comuna, aunque no se descarta que el proyecto se extienda fuera del centro chillanejo.