“Los obispos no estamos obligados a entregar información a Fiscalía”

El obispo Carlos Pellegrin regresó ayer desde Punta de Tralca directamente a la Jornada de Reflexión Diocesana en Casa Tabor, donde él convocó mediante una carta a dos miembros de cada parroquia y algunos movimientos, pero no invitó a la Red Laical Chillán. El encuentro que buscaba conocer los avances en prevención de abusos, sirvió para que el obispo diera explicaciones a la prensa local luego del silencio en el que estuvo por casi un mes, donde solo dio información sobre las denuncias por presunto abuso sexual contra los sacerdotes Héctor Bravo y Renato Toro, a través de comunicados. 

En relación a por qué no entregó a la justicia civil los antecedentes que conoció en 2012 al recibir una denuncia contra Renato Toro por abuso a menor, declaró que “los obispos no estamos obligados a entregar información a la Fiscalía, la Iglesia con el tiempo está aprendiendo y hemos aprendido que es necesario la mayor transparencia posible, hay dos comisiones trabajando, una de la Santa Sede a través de la Nunciatura y otra a través de la Conferencia Episcopal,  para llegar a acuerdos con el Ministerio Público, pero todavía no llegamos a un acuerdo definitivo”. 

Ante el caso del sacerdote Héctor Bravo, quien aún continúa con actividades pastorales y ofició misas en paralelo a la investigación que realiza el Obispado para determinar las denuncias por presunto abuso, Pellegrin afirmó que cuando se abre una investigación no hay una obligación canónica de imponer medidas cautelares,  depende del caso, cuando se trata de un menor que está en riesgo de ser abusado hay que imponerlas inmediatamente, pero cuando la situación es diferente el obispo tiene que ponderar”. 

Sobre si tuvo información a través de laicos o del vicario general en 2009, año en que habría ocurrido el presunto abuso por el que se investiga a Bravo, aseguró que “yo puedo hablar por mí como obispo a quien le llegan las denuncias si hay alguna, y no ha habido ninguna. La única forma de poder conocer este tema fue por las publicaciones de un canal de televisión, tampoco vino ni la mamá de la víctima ni la víctima hasta hoy a hacer la denuncia personalmente a la Iglesia”. 

Red Laical

El obispo se refirió a la Red Laical, quienes tras no ser invitados, decidieron no ir al encuentro de forma particular. “Como Iglesia nosotros no podemos pretender que todos pensemos igual, la diversidad nos enriquece”, dijo. 

Mirena Romero, vocera de la Red Laical Chile, aseguró que los laicos de Chillán “tienen que tomar conciencia del obispo que tenemos, y pedirle al Papa que lo cambie, y que nombre un administrador apostólico”. 

“Nosotros hemos observado el trabajo de monseñor Pellegrin por años, él tuvo tiempo para convencernos de que era un buen obispo, vimos su trabajo pastoral, el trabajo que realizó en las parroquias, el lugar que le dio a la mujer en la Diócesis y no nos gusta, nosotros no estamos haciendo crítica en base no sólida, todos los que estamos en la Red Laical son laicos comprometidos con la Iglesia, hemos trabajado incluso para él, lo hemos visto actuar durante años, por lo tanto, a monseñor Pellegrin lo conocemos profundamente, y por eso lo consideramos interlocutor no válido y obispo renunciado”, aseguró. 

Consultado sobre los abusos de poder que denuncian los laicos, Pellegrin sostuvo que “todos somos seres humanos, uno puede cometer errores, pero responder en el aire no tengo nada. Me gustaría conversar con ellos, conocerlos, porque no los conozco”.