Construcción retomaría dinamismo este semestre

Un panorama mucho más auspicioso que el observado el año pasado en el sector construcción es el que anticipa la presidenta del gremio a nivel local, Claudia Rigall Gallegos, pese al “bajón” interanual que anotó la superficie autorizada en Ñuble en junio pasado.

“Creemos que este 2018 será un año de recuperación, por tanto, esperamos que, en materia inmobiliaria, la demanda retorne a los niveles de tendencia de largo plazo”, expresó la presidenta de la Cámara Chilena de la Construcción sede Chillán.

Permisos de edificación

La dirigenta sostuvo que si bien durante junio de 2018 en Ñuble se autorizaron 52.377m² de superficie a través de los permisos de edificación de acuerdo a las cifras del INE, lo que significó un 40,6% menos con respecto al mismo mes del año 2017, “la cifra acumulada durante 2018 sigue siendo auspiciosa”. 

En efecto, entre enero y junio de este año se autorizaron 250 mil 406 metros cuadrados, lo que representa un incremento de 5,8% en comparación con el primer semestre del año pasado, periodo en que los permisos totalizaron 236.703 m2.

Ya va quedando atrás la desaceleración que golpéo con fuerza al sector, con un importante efecto en el empleo, y que se notó con claridad en 2016, en un contexto de menor dinamismo de la economía a nivel nacional, y los efectos de la reforma tributaria en el sector inmobiliario, como el fin de la exención de IVA para las viviendas nuevas.

Similar diagnóstico para Chillán expresa la timonel gremial, donde destaca el dinamismo del sector inmobiliario, que según anticipó, se verá beneficiado con la llegada de profesionales a la zona en el contexto de la instalación del aparato administrativo de la nueva región.

En junio “Chillán sigue siendo la ciudad que más aporta a la cifra de la Región, con un total de 29.179 m² (55,7%), pero también este número significó una variación negativa (-30,5%) con respecto al mismo mes del año 2017. Sin embargo, en el acumulado del año para Chillán la cifra es auspiciosa”.

La capital de la nueva región totalizó 132.626 metros cuadrados autorizados en el primer semestre del presente año, superior en 41,3% a la superficie aprobada en igual periodo de 2017.

“Durante los primeros seis meses se solicitaron permisos de edificación en la ciudad por varios conjuntos habitacionales importantes, todos ligados a programas de del Ministerio de Vivienda y Urbanismo, por lo tanto, el panorama es positivo, no obstante falta que estos permisos se lleguen a concretar”, expuso Rigall.

Consultada por el comportamiento del rubro habitacional, aseveró que “en el primer semestre pudimos observar que la actividad y las ventas de viviendas con algún tipo de subsidios públicos se mantienen con mayor dinamismo, mientras que las viviendas con financiamiento privado evidencian un panorama más diverso”.

Ello se explica, en parte, por las menores expectativas de los consumidores a nivel local, percepción que ha sido medida por encuestas de opinión que revelan mayor cautela de las personas a la hora de tomar decisiones de inversión de largo plazo, como la compra de viviendas. A ello contribuye el alto desempleo y el alto grado de temor a perderlo, así como también las mayores exigencias de los bancos para otorgar créditos, que en el caso de los hipotecarios financian, salvo excepciones, solo hasta el 80% de las viviendas.

“Todo indica que estas cifras se deberán mantener o aumentar considerando que a partir del 6 de septiembre Chillán tendrá categoría de capital regional con todo lo que ello conlleva en materia de movimiento de población y necesidad de infraestructura”, pronosticó.

Edificación en altura

Frente al tímido despegue de proyectos de edificación en altura en Chillán y las restricciones que subsisten en el Plan Regulador, cuya modificación está prevista para el próximo año, la presidenta de la CChC defendió las ventajas de estas construcciones: “la densificación técnicamente reduce costos de provisión y mantenimiento de infraestructura y servicio, disminuye los tiempos de desplazamiento, lo que aminora la emisión de gases la contaminación ambiental promoviendo la activad física, entre otros beneficios, por lo tanto, todo lo que apunte a desarrollar la ciudad en este sentido, contará con el apoyo de la Cámara Chilena de la Construcción. Ahora, es importante recalcar que todas estas iniciativas deben realizarse bajo la normativa vigente, en sectores donde sea posible y manteniendo la calidad de vida de las personas”.

Cifras de ocupación

Rigall destacó, asimismo, el dinamismo del mercado laboral de la construcción, que el año pasado representó, en promedio, el 7,8% de los ocupados de Ñuble.

En el trimestre abril–junio el sector tuvo una de las mayores incidencias positivas en la creación de empleos, pues en los últimos 12 meses sumó más de 2.500 trabajadores netos, lo que representa un incremento de 16,2% en comparación con igual trimestre de 2017. “Y si comparamos las cifras con el trimestre móvil anterior (marzo-mayo de 2018) también el sector construcción se visualiza con una cifra positiva, ya que adicionó 1.580 personas, vale decir, un aumento de 9,5%”.

“Además, el mercado laboral nuevamente destaca por la importante disponibilidad de mano de obra, explicada en parte por la llegada de inmigrantes a la zona, los cuales principalmente buscan trabajo en el sector construcción”, concluyó.