Obispado ratifica acusación de abusos sexuales por cura Renato Toro

En un comunicado de prensa emitido esta tarde por parte del Obispado de Chillán, monseñor Carlos Pellegrin, quien inició una investigación el pasado 29 de junio, en contra del sacerdote Renato Toro, acusado de abusos sexuales contra menores, confirmó las acusaciones y expresa que "se concluye que los hechos denunciados son verosímiles".

Lee también: Pellegrin por abusos: hay que estar por la verdad y la justicia

De esta manera, el cura Toro, quien en 2006 fue director del Instituto de Catequésis de Chillán y que en 2012 ya fue sancionado eclesiásticamente por abusos sexuales a menores, se transforma en el primer religioso de la Diócesis local en ser ratificado como autor de abusos en contra de menores, desde que la Iglesia se abrió a que los delitos de esta naturaleza sean perseguidas también por la Justicia Civil.

Las fechas en que se enmarcan los hechos investigados por el Obispado se remontan a los años 1983 y 1984.

En el mismo comunicado ofrecido por el obispado, se deja en constancia que conforme a lo establecido en los actuales protocolos de la Iglesia, los antecedentes serán remitidos a la Congregación para la Doctrina de la Fe, en Roma.

Así también se estableció que como medida cautelar, se mantiene la suspensión del ejercicio público del ministerio sacerdotal, iniciada con la investigación previa; que el sacerdote Renato Toro Medina cumplió una condena por el delito de abusos a menores, entre los años 2012 y 2015, la que fue determinada por la Congregación para la Doctrina de la Fe y que el obispo de Chillán manifiesta nuevamente su compromiso con el esclarecimiento de la verdad y la justicia, y reitera su adhesión a las líneas guía: “Cuidado y Esperanza”, así como también, con la construcción de espacios sanos y seguros para niños, niñas y jóvenes en la Iglesia.