“No renuncio y seguiré trabajando para revertir esto”

Sus palabras fueron bastante similares a otras ocasiones en las que Ñublense perdió. Lo peor es que son cinco caídas consecutivas: tres por Copa Chile, (1-2 ante Colo Colo; 0-3 ante Cobresal y 1-0 ante el mismo rival); y 0-1 en el Francisco Sánchez Rumoroso, ante Coquimbo. 

“Lamentablemente no se nos han dado las cosas. La derrota de hoy (ayer) caló muy fuerte. Había mucha disposición positiva para cambiar los resultados y dejar los tres puntos en casa. Hicimos todo lo posible, pero por momentos fuimos muy abúlicos, intentaron (los jugadores) pero no respondieron. Hay rendimientos muy bajos, y uno entrega todo, pero no están resultando las cosas”, argumentó el entrenador en la tradicional rueda de prensa. 

Consultado si se sentía con la capacidad para continuar al mando de Ñublense, considerando que comienza a alejarse la posibilidad de disputar un cupo en la liguilla por el ascenso, fue categórico: “No voy a renunciar. Seguiré trabajando para intentar cambiar la situación. Ese es mi interés. Tengo que ver cuál es la respuesta de ellos (los jugadores). Tengo que ver la disposición de cada uno de ellos y revisar las razones por las que hay rendimientos tan bajos. Muchas veces pasa por algo psicológico, y es lo que conversaré con ellos durante la semana. En este partido no tuvimos jugadores con chispa y hay que revisar las razones. Estamos con dos golpes muy fuertes, e insisto en que conversaré con los jugadores para saber qué es lo que piensan de esta situación. Yo también dependo de ellos, y tenemos que ver porqué no estamos en un buen nivel”, remató el técnico, insinuando responsabilidades en sus pupilos, y no asumiendo la suya a la cabeza del equipo. 

Astorga ayer se refugió en la banca y se fue raudo hacia el camarín, mientras caían insultos desde las tribunas.

El volante Luciano Gaete, que ayer no jugó, restó validez a la intención de diálogo de Astorga. “Quizás no haya mucho de qué hablar. Ya hablamos en la semana. La verdad es que estamos bastante dolidos”, afirmó.

“Hay que ser sinceros y no esconder nada, no estamos jugando bien. Desde afuera se sufre más y dan ganas de entrar a colaborar con los compañeros”, afirmó el delantero Sebastián Varas, lesionado.

Punteros

Por contrapartida el ánimo  en los visitantes era diametralmente opuesto. Llegaron a Chillán a hacer un buen partido, y se fueron como punteros a la capital, con 31 unidades al igual que Coquimbo, pero con mejor diferencia de gol. De hecho son el equipo más goleador del campeonato, con 27 tantos. “Hicimos un partido muy táctico e inteligente. Respecto a la capacidad física, responde a lo que trabajamos en la semana. Estamos en la punta y lo tomamos con mucha humildad y tranquilidad”, expresó el DT de Santiago Morning, Jaime García.