Héctor Gaete: “La carrera de Medicina en Chillán es prioritaria”

  • Por: LaDiscusion.cl
  • Fotografía: Víctor Orellana

Gaete volverá a la docencia en la Facultad de Arquitectura de la universidad.

Héctor Gaete, a menos de un mes de abandonar su cargo como rector de la Universidad del Bío-Bío, declara sentirse ñublensino por ser originario de El Carmen, “la comuna que le ha dado dos rectores el país”. Allí vivió hasta los nueve años y estudió en el Liceo Juvenal Hernández Jaque, nombre del rector de la Universidad de Chile en la década del 30. En esa línea destaca su convicción y trabajo por una universidad birregional que se materializó con la creación de la Región de Ñuble y del compromiso que deberá llevar adelante el nuevo rector para concretar el proyecto de traer la carrera de medicina a la sede regional.

-¿Cuáles fueron los mayores desafíos que debió enfrentar en sus tres periodos como rector?

-Los mayores desafíos que asumimos fueron aumentar los años y las áreas de acreditación para dejar a la universidad con el cien por ciento de sus carreras acreditadas; asegurar la estabilidad laboral de los trabajadores de la universidad; generar mejores condiciones para el desarrollo de la vida estudiantil, desde el punto de vista del espacio físico, de las zonas de estar y de estudio; de las condiciones higiénicas de la universidad; desde el punto de vista de la calidad de los académicos, llegamos a más del 90 por ciento de los académicos con grado de magíster y de doctor; triplicamos la superficie física construida hace 12 años y acreditamos la universidad en el área de investigación científica. Además tenemos el orgullo como regiones, que dos de las cuatro universidades en docencia de pregrado son de nuestros territorios.

-¿Qué materias le hubiese gustado concretar y quedaron pendientes?

-Fuimos muy rigurosos en eso, tenemos del orden del 92 al 93 por ciento de cumplimiento. Dentro de las materias pendientes a mí me hubiese gustado incorporar más estudiantes a pasantías internacionales, los estudiantes requieren salir al mundo pero que alguien les acompañe en términos institucionales. Me hubiese gustado tener más recursos para alcanzar eso. Los cuatro candidatos que se presentaron a la primera vuelta hablaban de profundizar en este tema.

-Con la puesta en marcha de la Región de Ñuble, ¿cómo debería plantearse una universidad birregional?

-Tenemos pensamiento birregional hace rato. La universidad piensa que debe hacer una contribución al país luchando por la descentralización de Chile. Yo formé parte de la Comisión Asesora Presidencial para la Regionalización, y he estado representando a la universidad en el movimiento regionalista desde hace muchos años, así que la convicción que tiene la universidad del Bío-Bío es regional. Lo que nosotros hicimos en la sede Chillán es fortalecerla, si uno mira la sede ahora es igual que la Universidad de Concepción. En término de estudiantes, en Concepción hay 400 alumnos más solamente de lo que hay en Chillán, y la calidad certificada es exactamente igual. La forma de gestión de los presupuestos es descentralizada, la sede Ñuble tiene una administración que trabaja coordinadamente con la de la sede Concepción, pero tiene sus propias cuentas bancarias y mecanismos de gestión.

-¿Cual fue el aporte que hizo la UBB para concretar la Región de Ñuble?

-Hay documentos que lo prueban, libros que se escribieron, el informe económico que mostró las desigualdades en que el centralismo de Concepción y lo que le estaba pasando al Gobierno de Ñuble, lo hicimos nosotros. La persona que lideró el estudio es el vicerrector de Asuntos Económicos. Le encargué el proyecto porque sabía de las desigualdades en la distribución de los recursos del Estado.

-Se habló de poder instalar la carrera de Medicina en Chillán con el fin de tener más profesionales que aporten a la región...

-Yo lo anuncié en la cuenta anual en abril de este año, y se formó un equipo que coordina el actual vicerrector académico y que con cambio de autoridades va a continuar, porque esa es una comisión de trabajo que integra personas de Chillán. Necesitamos más médicos, es un proyecto prioritario, una contribución, sería muy importante para nosotros hacer ese esfuerzo.

-Con respecto a las tomas feministas que se desarrollaron en la sede Chillán este año. ¿El tratamiento que le dieron a las demandas fue el adecuado?

-En el caso de Chillán fue distinto, hubo tomas feministas, pero fundamentalmente fue una crisis de gobernanza en la Facultad de Educación, que no tenía nada que ver con el feminismo, sino que era una tensión que hubo entre nuestro decano de la Facultad con profesores integrantes del Departamento de Ciencias Sociales. Y con las demandas, el proceso que hicimos fue hacer una mesa de trabajo de igualdad de género para ir avanzando en protocolos, en medio de eso se producen las tomas. Incluso gente que hizo una toma en la Facultad de Ingeniería ya estaba trabajando en la comisión.

Lo que hicimos fue ir al fondo del tema, más allá de la toma nos dimos cuenta del planteamiento de fondo que tenían nuestras alumnas y profesoras, necesitábamos avanzar en muchos temas, sobre todo en temas de protección del acoso, porque incluso con un protocolo, no estaba suficientemente difundido según lo que nos comentaban nuestras alumnas y había que hacer un esfuerzo mayor. Pero por otro lado a mí me interesó mucho el planteamiento que ellas hacían respecto de la educación no sexista, porque es un fenómeno cultural, que requiere ser atacado en profundidad.

Las manifestaciones feministas fueron muy útiles, yo le doy las gracias, pero también las emplacé para que reflexionaran: en la Universidad del Bío-Bío no es necesario hacer una toma o un paro para poder conversar del tema.