$300 millones en obras viales invertirá el Casino en Chillán

Las obras de mitigación vial deben estar listas cuando comienzce a operar el casino.

Alrededor de 300 millones de pesos serán invertidos por el Casino Marina del Sol con la finalidad de dar plenas garantías de seguridad vial para quienes llegarán hasta el centro de eventos y sala de juegos.

Ayer se produjo una reunión donde los delegados de Obras Públicas, Ignacio Vera; y de Transportes, Cristóbal Jardúa, se entrevistaron con el ingeniero de la empresa, Osvaldo Díaz.

La actividad tuvo como finalidad plantearle a la firma que construye el complejo nuevos requerimientos, que no estaban considerados en el Estudio de Impacto Sobre el Tránsito Urbano (Eistu), ya aprobado.

Ignacio Vera destacó que durante la cita, que se produjo en el mismo terreno del casino y luego en oficinas de la delegación, se revisaron las medidas de seguridad vial “en todo tipo de posibilidades que existen para llegar al casino, como bicicletas o vehículos y como convive todo este flujo vehicular con los distintos caminos que existen en el sector”.

El Eistu, recalcó, considera tal como lo publicó LA DISCUSIÓN, 20 medidas concretas que tienen como objetivo regular el tránsito en una zona donde el flujo vehicular, que ya es alto, crecerá ostensiblemente.

Vera destacó que en el perímetro y en las inmediaciones del Casino se modelaron nuevos accesos, sobre todo para quienes vienen desde el norte. En este caso el retorno para ingresar al centro de eventos estará unos 120 metros más al sur.

El delegado de Transportes, Cristóbal Jardúa, destacó la instalación de un sistema de semáforos que constará de 14 equipos de control de tráfico que estarán sincronizados.

52 por ciento de avance

Osvaldo Díaz, coordinador del proyecto de construcción por parte de Marina del Sol, explicó que el plan vial apunta a generar medidas que sean capaces de regular el flujo vehicular en todo el sector. Díaz confirmó que en las medidas de mitigación consideran una inversión de alrededor de $300 millones.

El profesional agregó que la empresa, que invierte unos US$60 millones en el proyecto, pretende comenzar sus operaciones durante el mes de diciembre de este año.

En la actualidad, las obras para construir el Casino llegan a un 52 por ciento aproximadamente, según antecedentes de la empresa, habiendo terminado la obra gruesa.

Díaz agregó que una vez que terminen de construir la sala de juegos y toda su infraestructura asociada, quedarán otras obras que culminarán en fechas posteriores.

Para el mes de marzo sería entregado el hotel del recinto, mientras que a mediados del año 2019 será terminada la gran laguna y el centro de convenciones, entre otras instalaciones.

Nodos sincronizados

Pablo Ampuero, ingeniero de estudios de la Unidad Operativa de Control de Tránsito (UOCT) refirió que los semáforos “vienen a diluir cualquier tipo de conflictos que se pueden suceder por el aumento automotriz en el sector”.

El ingeniero sostuvo que los dispositivos corresponden a “dos modos sincronizados a través de fibra óptica. La programación nos garantiza un funcionamiento óptimo tanto para el ingreso como para el egreso de los vehículos al sector”.

Ignacio Vera agregó que las medidas que serán implementadas debieran servir de insumos para las obras que serán construidas en el sector en el marco de la futura licitación de la ruta Talca-Chillán.

En la zona debieran producirse algunos cambios relevantes, sobre todo respecto de la geometría del peaje norte. Adicionalmente, se planifica una gran obra vial como un paso sobre nivel o trébol para mejorar el flujo en el lugar. Tales obras debieran ser ejecutadas por la concesionaria futura de la ruta.