Aeropuerto de Ñuble: el desafío aeronáutico de la nueva región

Transformar el aeródromo Bernardo O’Higgins, en el Aeropuerto de la nueva región de Ñuble. Es el gran desafío aeronáutico que conlleva la creación de la nueva unidad administrativa a partir del 6 de septiembre. 

¿Beneficios?, Múltiples. Desde facilitar el ingreso de turistas que se dirigen a los principales atractivos de la zona, en especial a Las Trancas y Termas de Chillán, el principal destino de las regiones Ñuble y Bío Bío, hasta el impulso de la economía local, en materia de servicios y destinos agroindustriales. 
En esa línea, el Ministerio de Obras Públicas, mediante la Dirección de Aeropuertos del Bío Bío, informó que para este 2018, espera llamar a licitación por una suma estimada en 1.300 millones de pesos, para obras “que contempla la conservación de la pista y el camino de acceso”, afirmó  Alejandro Castro, director de aeropuertos para Bío Bío y Maule.

La autoridad recalcó que “la ciudad y ahora región tiene la expectativa de alargar la pista del aeródromo para permitir la operación de aeronaves comerciales”, destacando que “sería importantísimo que esté habilitado para recibir a todo tipo de aeronaves, impulsando el crecimiento económico de la zona y, en consecuencia, potenciando el turismo”.

La pavimentación del acceso al recinto será otro paso fundamental, que se suma a la construcción de la torre de control y sala de embarque, el 2016. 

Además de las obras contempladas para este año, la Dirección Regional de Aeropuertos, realiza un análisis de la realidad logística del terminal aéreo. 

En su análisis, afirma que “el actual uso del aeródromo en alrededor de un 50% de sus operaciones, corresponde a la actividad de instrucción de pilotos”.

Asimismo, en cuanto a las consideraciones técnicas, señala que “en el actual emplazamiento no existen limitaciones aeronáuticas de SLO para la operación de las aeronaves de la familia del A321”.

Es decir, en teoría, el terminal chillanejo está en condiciones de recibir la mayor parte de las aeronaves que recorren el país. 

“Sin perjuicio de lo anterior, actualmente la mayoría de las operaciones corresponden a aviación general, compuesta por aviones de clubes Aéreos, de aviación corporativa, de traslado de enfermos y de combate de incendios forestales”, concluye el informe.

Desinterés de aerolíneas
El informe de la autoridad de Aeropuertos, además, enfatiza que “actualmente no existe un interés manifiesto de los operadores comerciales de aviación regular por operar rutas regulares desde y/o hacia este aeródromo”, revelando así una de los principales escollos que deberá sortear el futuro aeropuerto de la nueva región, el desinterés de las aerolíneas por una ruta comercial “poco atractiva”.

Esta realidad la ha constatado en múltiples ocasiones, el presidente de la Cámara de Comercio de Ñuble, Alejandro Lama. 

“Como gremio siempre hemos estado pendientes de este tema, cuando dejaron de operar (los vuelos comerciales) nos decían que no estaban dadas las condiciones porque no habían luces ni terminal, cuando se pusieron las luces desde aeronáutica nos decían ‘pero a título de qué vamos a invertir plata en un aeródromo si no operan las líneas aéreas’ entonces se logró tener un aeródromo que operara después de las 17 horas, incluso para fines de ayuda social, traslado de enfermos, así se realizaron nuevas obras”, enumera Lama, para quien el problema ahora es la conectividad aérea, “una tarea inconclusa pensando en la nueva región”.

El dirigente afirmó que tras entrevistarse con ejecutivos de líneas áreas comerciales, le han dicho que perfectamente pueden operar línea con naves más pequeñas, para aproximadamente 40 pasajeros, “El aeródromo tiene todas las condiciones aeronáutica que requiere cualquier avión, grande o pequeño, de capacidad para doscientos o de cuarenta personas”, destacó. “Ahora lo que falta, que opere una línea aérea regional con estos aviones un poco más chicos, algunas de estas líneas aéreas están interesadas en llegar con esos aviones hacer este vuelo regional, 

Gestiones 
Guillermo Ruiz, presidente de Consorcio Nevados Chillán, afirma que “es un desafío para la nueva región de Ñuble contar con un terminal aéreo que reciba y entregue salidas de vuelos comerciales, es algo muy importante que debe conseguirse en la región”, “sí existe una masa de gente que requiere vuelos desde y hacia Santiago, nosotros estamos dispuestos a hacer todas las campañas necesarias para colaborar en el necesario de pasajeros en especial durante los meses de invierno”, afirmó el ejecutivo quien agrega que “no hay que olvidar que Nevados es uno de los puntos turísticos más importantes de toda la antigua Región del Bío Bío y por tanto nosotros durante años hemos intentado promover la llegada de vuelos comerciales aquí”, puntualizó.

Lama sostiene que “Chillán es la ciudad más lejos de la capital de Chile, por la mala conectividad aérea que tiene”. Sin embargo abraza la esperanza de que con la nueva región cambiará este panorama.  “Desde septiembre naturalmente habrá un incremento de vuelos corporativos para empresas y también del sistema de Gobierno, por lo que esperamos que podamos hacer que se interesen más las líneas aéreas comerciales de vuelos regionales y que ya han llegado al norte y se han fijado en nosotros”, adelantó.