Bajas temperaturas benefician la fruticultura de Ñuble

Desde la Dirección Meteorológica de Chile y sus estaciones ubicadas en Ñuble, a las 5 de la mañana en Chillán se registraron -3,1 grados, -4,1 en Mayulermo y -6,8 en las Termas de Chillán.

Sin embargo, en lo que respecta a los cultivos frutícolas, las bajas temperaturas significan un beneficio para su desarrollo. En base a ello, el vicepresidente de la Asociación de Agricultores de Ñuble, Carlos Smith, aseguró que hasta la fecha existe una buena cantidad de frío acumulado para algunos frutos rojos.

"Hasta aquí las temperaturas no han sido tan bajas como para generar daños. En el caso de fruta necesita frío para fructificar y producir el máximo de flores. La viñas, los arándanos y los cerezos necesitan frío. Creo que a la fecha tenemos una acumulación de frío que es muy buena", destacó.

El seremi de Agricultura, Fernando Bórquez, agregó que las bajas temperaturas son positivas para la cantidad de grados y horas que requieren las plantaciones frutales.

"Para la fruticultura es beneficioso, porque hay plantas que necesitan sumar horas de frío. Hay plantas que necesitan, por ejemplo, 600 y 800 horas-frío, que es el tiempo en que están bajo 10 grados".

En tanto, para los cultivos invernales de trigo y avena, éstos podrían sufrir del fenómeno denominado descalce, que es la formación de hielo al levantarse corta la plantación, pero sólo ocurre en las que están recién emergiendo.

Además, en otro ámbito, tal como se había anunciado estos días, las bajas temperaturas provocaron la activación del denominado “Código Azul” en la ciudad, dispuesto por el Gobierno para ofrecer albergue a las personas que viven en situación de calle.