Tras varias postergaciones licitan nuevo Centro de Justicia para Ñuble

Ayer se subieron los antecedentes de postulación para el proyecto de construcción del Centro Judicial que se construirá en Chillán, iniciativa que ha sufrido varias postergaciones y que es clave para la infraestructura de la nueva Región de Ñuble.

La licitación pública y de convocatoria abierta está a cargo de la Corporación Administrativa del Poder Judicial que los días 6, 7 y 8 de agosto iniciará la instancia de visita al terreno, ubicado en Yerbas Buenas esquina Vega de Saldías, requisito obligatorio para las firmas interesadas en participar.

La publicación oficial del Poder Judicial en los medios de comunicación nacionales y locales se realizará este domingo 15 de julio.

El presidente de la Corte de Apelaciones de Chillán, Darío Silva, dijo respecto de la inversión que esperan “que esta vez no haya contratiempos”, en relación al historial de traspiés y dilaciones que ha tenido este proceso, el que ha incluido más de cuatro proyectos diferentes y licitaciones que, desde el año 2010, se han caído por diversas razones.

“Esto para nosotros es urgente”, dijo el magistrado, quien añadió que “hay que pensar que este edificio ya debe empezar a prepararse para entregárselo a las nuevas autoridades que significa el ser una nueva región, y hay diferentes problemas estructurales como inundaciones o daños en las paredes que deben ser corregidos, porque este edificio así como está, ya no da para más”.

Se refirió al actual edificio de la Corte de Apelaciones, situado frente a la Gobernación de Ñuble en los Edificios Públicos. Esos espacios son clave para la instalación de los nuevos servicios que llegarán a Chillán en el contexto de la creación de la nueva unidad administrativa, y tanto el Ministerio de Obras Públicas como la Delegación Presidencial apuntan a potenciar esa infraestructura como el barrio cívico de la nueva capital regional.

Tribunales en un solo lugar

El nuevo Centro de Justicia albergará los juzgados civiles, al Tribunal de Familia y la Corte de Apelaciones. Consiste en un diseño de dos volúmenes articulados por un único acceso y en toda la edificación se utilizará tecnología de energía sustentable y el empleo de materiales naturales de la Región de Ñuble. Fue diseñado por la empresa arquitectónica de Alfredo Massman.

Estará ubicado en un emplazamiento que tiene 10.309 metros cuadrados de espacio, para construir un nuevo edificio para lo cual existe una inversión de $16.742.385.000. El cronograma incluye una etapa de preguntas y posterior publicación de respuestas, para luego llevar a cabo la apertura técnica y económica (referencial).

Entre los criterios de evaluación se consideran la oferta económica, formalidad, patrimonio y oferta técnica.

Una vez realizado este proceso, se determinará la empresa a cargo que tendrá un plazo de 730 días para realizar las obras de acuerdo al contrato.

El plan quinquenal de Infraestructura del Poder Judicial 2013-2018 incorporó además el diseño, desarrollo y construcción del Juzgado de Letras de San Carlos, Centro de Justicia de La Serena (Familia y Laboral); el Juzgado de Familia de Coquimbo; el Centro de Justicia de Viña del Mar (Familia y Civil); el Centro de Justicia de Copiapó (Familia y Letras); el Juzgado de Familia de San Bernardo; el Centro de Justicia de Quillota (Familia y Letras) y el Centro de Justicia de San Felipe (Familia y Laboral).