Promueven nuevos sitios para parques en la intercomuna

11 años cumplió el Plan Regulador para ambas comunas, hecho el 2007. Desde que fuera aprobado el Prich, ocurrieron grandes cambios urbanos

Chillán y Chillán Viejo tienen más terrenos de los que se pensaba para generar grandes plazas, áreas verdes y parques urbanos según antecedentes surgidos en el estudio del nuevo Plan Regulador Intercomunal que ejecuta el Ministerio de Vivienda y Urbanismo.

La generación de grandes pulmones verdes para la práctica de deportes, actividades al aire libre, de recreación y esparcimiento, es una de las grandes deudas de comunas que poseen extensos humedales a los que se les puede sacar provecho para adecuarlos y ponerlos al servicio de las comunidades locales.

El arquitecto y asesor del Minvu, Pablo Jordán, integrante de la empresa Urbe Diseño y Gestión Urbana, que ejecuta los estudios para el nuevo Plan Intercomunal Chillán-Chillán Viejo, relató los espacios urbanos que pueden ser aprovechados para aquellos fines reconociendo un gran capital local en ese sentido. “¿Donde están los parques de Chillán? Nos parece que los recursos hidrológicos, los ríos y los esteros son una buena oportunidad para generar parques, pero no son la única”, declara el experto.

Jordán, sostiene que en la urbe hay una cantidad interesante de plazas y existe un buen arbolado urbano, pero es necesario avanzar en rescatar espacios que están desaprovechados.

Desde esta perspectiva, el arquitecto jefe de proyecto del Prich sostiene que una de las áreas identificadas para habilitar un parque está al sur de Chillán Viejo en un gran área de inundación que tiene conexión con la Ruta 5 Sur.

En Chillán, en tanto, reconoce gran potencial al estero Las Toscas, un cauce que en el pasado fue intervenido por el municipio quien planificaba un parque continuo de nueve etapas, que finalmente quedó reducido a un tercio.

En el informe de Urbe, se propone habilitar un sistema de plazas en las márgenes del estero, de tal manera que se produzca un rescate de este curso fluvial y lo pongan en valor.

Además, en el catastro de la consultora de sitios que potencialmente pueden ser convertidos en parque figuran terrenos hacia Las Mariposas donde igualmente hay áreas inundables y que tienen una topografía interesante para convertirlas en parque.

En el listado de oportunidades aparece además una gran área despoblada ubicada en los alrededores del parque en construcción en el sector poniente de Ultraestación en Chillán. Se trata de las viejas instalaciones de ferrocarriles, donde se encontraba la maestranza, en las que existen varias instalaciones en desuso, absolutamente abandonadas y que podrían ser recuperadas para la ciudad.

El seremi de Vivienda, Emilio Armstrong, dijo que la instalación de grandes pulmones verdes es una prioridad de la entidad que dirige y en el caso local continuarán apoyando las alternativas que se vayan generando desde el municipio.

Institucionalidad

Agregó que en los últimos seis años en la Región del Bío Bío han sido generados alrededor de 20 parques lo que da cuenta del compromiso por mejorar en calidad de vida.

La autoridad regional, recalca que una vez que Ñuble sea una región propiamente tal, con todos los servicios instalados, será posible avanzar en nuevos proyectos de orden provincial.

En el orden comunal, la Municipalidad de Chillán está visualizando varios terrenos que pueden ser convertidos en parques, entre los cuales se cuenta el predio municipal de 25 hectáreas ubicado junto al aeródromo.

Se suma la posibilidad de adquirir el parque ya constituido y humedal de Lantaño que pertenece a una familia que está en conversaciones con la Municipalidad para concretar eventualmente el traspaso, lo que depende del monto en que se valore el predio.

El delegado de Vivienda y futuro Seremi del ramo en Ñuble, Rodrigo Saavedra, agregó que “claramente vamos a trabajar en una red de parques y espacios públicos”.

El arquitecto, agregó que “la tarea de la Seremi será alinear y coordinar las distintas iniciativas y en eso estaremos muy pendientes”.

El alcalde, Sergio Zarzar, destacó que “el municipio está elaborando una serie de propuestas que permitirán generar para la ciudad un plan de parques urbanos. Por el momento se está en una etapa de análisis y estudios”.

El edil recalcó que efectivamente, el consultor del Prich define en su propuesta la protección a los cauces de ríos como futuros parques intercomunales, entre ellos los ríos Cato, Chillán junto con los esteros Las Toscas y Río Viejo. A la vez, propone otros parques en torno a la línea del ferrocarril, pero como alternativas al futuro Plan Regulador Intercomunal.

La Municipalidad carece en estos momentos de un estudio de humedales, pero sí desarrolló un estudio en que áreas de riesgos de inundación podrían tener estas características y convertirse en parques, con ciertas protecciones.

La Municipalidad junto con la Seremi de Vivienda y Urbanismo evaluarán nuevas áreas de la comuna susceptibles de ser parques. Además, el Plan Maestro de Transportes de Chillán aportaría con parques lineales. Adicionalmente, el municipio espera desarrollar el Parque Sarita Gajardo.

Plan Regulador

El tema, surge en momentos en que se realizan jornadas ciudadanas de participación con diversos actores de la sociedad local de las comunas de Chillán y Chillán Viejo.

Armstrong, sostuvo que la actualización del Plan Regulador Intercomunal de Chillán y Chillán Viejo (Prich) comenzó en octubre de 2017 y lo está ejecutando la empresa Urbe Diseño y Gestión Urbana que recibirá por el informe $129.600.000.

El objetivo del plan es modernizar el Prich aprobado en el año 2007, realizando una revisión integral del instrumento vigente, ajustando su normativa las necesidades de desarrollo actuales y futuras del territorio, a las disposiciones legales y reglamentarias actuales y considerando los criterios de la jurisprudencia administrativa emanada de la Contraloría General de la República.

El nuevo Plan Regulador considera una nueva definición de la red vial estructurante, junto con el sistema de Áreas Verdes y Parques de nivel intercomunal, la normativa para las Actividades Productivas e industriales, las Infraestructuras energéticas, sanitarias y de transportes de impacto intercomunal, la definición de las áreas de riesgo, el reconocimiento de las Áreas de Protección de Valor Natural y Patrimonial Cultural, la definición de usos de suelo permitidos en el área rural, entre otras materias.

El estudio se encuentra en su tercera etapa, denominada “Alternativas y Anteproyecto”, cuyo objetivo es elaborar las alternativas de estructuración territorial, que permitirán la elaboración del anteproyecto del Prich y su anteproyecto de Plan de Inversiones en Infraestructura de Movilidad y Espacio Público.