En prisión preventiva imputado por homicidio de comerciante

Fue en horas de la noche del miércoles que la Brigada de Homicidios de la PDI detuvo a Juan Carlos Castillo Lagos, imputado por el homicidio del comerciante Enrique Quezada Parra, en las inmediaciones de la feria Persa San Rafaél, el pasado domingo promediando las 15 horas.

Castillo Lagos, sabiendo que estaba siendo requerido por la policía civil se había escondido en un domicilio perteneciente a unos amigos en la comuna de Chillán Viejo, lugar con el que el personal policial logró dar tras diversas interrogaciones y empadronamientos en el entorno social del imputado, quien fue detenido sin mayor incidentes.

"Esta persona sabía que estaba siendo buscada y ya contaba con antecedentes penales por otros delitos", especificó el subprefecto Luis Garrido, jefe de la BH.

Una vez en el Juzgado de Garantía de Chillán, el fiscal Juan Rohr, a cargo de la formalización, explicó al tribunal que tanto la pareja de Quezada Parra (Natalia Saxton) como la de Castillo Lagos se tranzaron en una discusión acalorada que habría terminado incluso con golpes, debido a que el imputado le debía dinero a la víctima fatal. Por tal razón, Castillo fue detenido por Carabineros y soltado a las horas después.

Fue cuando la jornada comercial del Persa San Rafaél terminaba, que Natalia Saxton le pide a su pareja que vaya a comprar colaciones. Al salir, Enrique Quezada se encontró de nuevo con Castillo y comenzaron una nueva discusión, terminando esta vez con Quezada apuñalado en tres lugares del tórax, por lo que trató de pedir ayuda al interior del recinto, "fue asistido por su pareja y a ella le revela que había sido Juan Carlos quien lo había apuñalado", explicó en la audiencia el fiscal Rohr.

Pese a todo, el imputado no está confeso, sin embargo, el juez Manuel Vilches decretó la prisión preventiva en su contra, otorgando 4 meses para la investigación judicial.