Gendarmería entrega requerimientos técnicos para nueva cárcel de Ñuble

Este lunes se realizó en Chillán la segunda mesa de trabajo para la instalación de la nueva cárcel para la Región de Ñuble.

Durante el encuentro, que contó con la participación de distintas autoridades, se comenzó a analizar cuáles son los requisitos técnicos para la construcción del futuro recinto, que permitirá erradicar finalmente la cárcel desde el centro de la ciudad.

Según detalló la gobernadora de Ñuble, Paola Becker, la jornada se centró principalmente en conocer cuáles son las características solicitadas por Gendarmería.

“Conocimos de parte de Gendarmería los requerimientos técnicos del posible terreno que debemos encontrar dentro de la región para cumplir con los condicionamientos del nuevo centro penitenciario, que será de éstandar regional”, dijo Becker.

Esta tarea estuvo a cargo del director regional (s) de Gendarmería, Diter Villarroel, quien señaló que durante la reunión se entregaron antecedentes que permitirán dar comienzo a la tarea encomendada por el ministro de Justicia, Hernán Larraín.

“Efectivamente en esta reunión se están entregando algunos antecedentes que van a pretender de la mejor manera, determinar las condiciones del nuevo establecimiento penitenciario. Aquí lo más importante para Gendarmería tiene que ver con la segregación penal, considerar la población femenina, y la población masculina, con su respectiva separación, de manera de que no se vulneren los derechos de la población penal”, detalló el director.

Agregó que la idea es que esta unidad pueda albergar población penal, en condiciones adecuadas y de acuerdo a sus necesidades.

Así también, en el encuentro participó el seremi de Justicia, Sergio Vallejos, quien hizo hincapié en que la nueva cárcel estará enfocada en la reinserción social de los reclusos.

“Esta va ser una cárcel moderna, enfocada en la reinserción con centros de trabajo, todo esto en la línea de la política del Presidente Piñera y el ministro Larraín, que tiene como principal tarea buscar la reinserción social de los internos”, dijo el seremi.

Para lo anterior, según comentó Vallejos, se requerirá de un terreno amplio, ya que está contemplado un módulo de mujeres, en el que separarán a las imputadas de las condenadas y en donde se contará con la posibilidad de concluir estudios y centros de trabajos.

La próxima mesa de trabajo quedó fijada para el 3 de agosto, según comentó Paola Becker, instancia donde se cursarán los últimos requerimientos para entregar un informe final al ministro de Justicia.

“La idea es que luego de eso él tome cartas en el asunto y le haga continuidad a esta mesa de trabajo, de manera de tener un buen término ya el próximo año en términos presupuestarios, porque no vamos a tener adelantos presupuestarios para el 2019, hay que ser realistas. Lo más probable es que el adelanto presupuestario en la ejecución de esta obra sea a partir del 2020”, finalizó.