Ocho localidades pasan bajo control del régimen tras acuerdos en Siria

  • Por: LaDiscusion.cl
  • Fotografía: Agence France-Presse

Los rebeldes de ocho localidades del sur de Siria aceptaron el sábado entregar el control de sus regiones al régimen, en virtud de acuerdos negociados por Rusia, tras dos semanas de bombardeos, indicó una ONG.

Ello se produce tras las operaciones militares lanzadas el 19 de junio por el régimen de Bashar Al Asad y su aliado ruso contra esta provincia, controlada en parte por los insurgentes.

Tras haber consolidado su poder en la capital Damasco y sus alrededores, el régimen sirio se concentra ahora en el sur, una región clave que bordea la frontera con Jordania y los Altos del Golán, en parte ocupados por Israel

En su reconquista de territorios rebeldes en este país en guerra, el régimen recurre a menudo a la misma estrategia: bombardea y aísla los bastiones insurgentes, antes de imponerles acuerdos llamados de "reconciliación", que se asemejan más bien a una capitulación.

En virtud de estos acuerdos, los rebeldes que quieren permanecer en el lugar entregan las armas, y los que rehúsan vivir bajo el control del régimen son evacuados a zonas en poder de los insurgentes, en el norte del país.

"Al menos ocho localidades del este y el norte de (la provincia de) Deraa aceptaron acuerdos de 'reconciliación' (...)" indicó a AFP el director del Observatorio sirio de derechos humanos (OSDH), Rami Abdel Rahman.

Tras la caída de las últimas localidades, las fuerzas del régimen controlan más de la mitad de la provincia de Deraa, contra 30% solamente antes del lanzamiento de la ofensiva, según el OSDH.

Entre esas localidades figuran las de Ibtaa, Al-Karak oriental y Um al-Walad. La policía militar rusa penetró en algunos sectores este sábado por la mañana, según esta ONG.

Unos 750.000 civiles que viven en las zonas rebeldes del sur de Siria están amenazados por las operaciones del régimen, advirtió recientemente la ONU.

Además, desde hace una semana los combates y bombardeos aéreos concentrados en el este de la provincia de Deraa obligaron a huir a 45.000 habitantes, un éxodo sin precedentes en esta región, según la ONU, desde el inicio de la guerra.

Jordania ya advirtió el martes por la noche que su país no podría acoger un nuevo flujo de refugiados. 

En Jordania ya hay 650.000 refugiados sirios registrados por Naciones Unidas

Todo ello hace temer una nueva crisis humanitaria. Son ya cinco los hospitales inutilizados en este sector meridional del país desde que se intensificara la ofensiva el 19 de junio, según el OSDH.