Gendarmes de Chillán se acuartelan en protesta contra el Gobierno

  • Por: LaDiscusion.cl
  • Fotografía: Víctor Orellana

A contar de las 21:00 horas de este martes, los funcionarios de Gendarmería de la cárcel de Chillán, han decidido acuartelarse plegándose así al llamado nacional generado por la ANFUP, en protesta contra la decisión del Gobierno de exigirles dialogar con la directora nacional de la institucion penal, Claudia Bendeck.

Así lo confirmó el presidente provincial en Ñuble de la asociación gremial, Cristian Montecinos, quien precisó que la decisión de La Moneda respecto a negar el diálogo con el ministro de Justicia, Hernán Larraín fue "una bofetada en la cara para todos los gendarmes de Chile".

"Zeus no quizo bajar del olimpo a hacer algo tan simple como escuchar a los trabajadores", enfatizó Montecinos.

En esta línea, el dirigente aludió a lo que definió como un "doble discurso" del ministro Larraín quien, según dijo, en los apoyó durante la administración de Michelle Bachelet, intercediendo ante la entonces ministra Javiera Blanco, para entregar sus demandas.

Respecto a la propuesta del Ejecutivo, de gestionar el diálogo a través de la directora nacional de Gendarmería, Montecinos sostuvo que Bendeck no es considerada como una interlocutora válida, por lo que han solicitado la instalación de una "mesa ministerial".

Asimismo, el presidente provincial de la ANFUP criticó la forma en que la justicia a tratado al gendarme Héctor Palma, formalizado por haber permitido las torturas a dos reos ecuatorianos del penal Santiago Uno, quienes se encontraban en prisión preventiva por el asesinato de la trabajadora chilena, Margarita Ancacoy.

Acuartelamiento

A las 21:00 horas de este martes comenzará el acuartelamiento de todos los funcionarios de la institución en el país.

La medida, dijo Cristian Montecinos, implicará que "todos los funcionarios que ya están en las unidades penales se van a mantener y los que están de franco se recogerán inmediatamente".

Un llamado que fue acogido, según dijo, por gran parte de los empleados que han concurrido hasta sus centros penitenciarons en Chillán y la región de Ñuble.