Sufriendo España y Portugal avanzan en el Mundial

  • Por: LaDiscusion.cl
  • Fotografía: Agencia Uno

Como se esperaba, Portugal y España clasificaron a los octavos de final del Mundial de Rusia 2018, pero no con la contundencia que en el papel se presagiaba. 

Ambas escuadras europeas, sufrieron con sus rivales en el último partido de la fase de grupos de la cita planetaria. Los lusos solo empataron 1-1 con un duro Irán, mientras la “Roja” europea pudo lograr una igualdad 2-2 ante Marruecos recién en los últimos minutos del partido.

Con esto, España cierra como líder del Grupo B con cinco puntos, los mismos que Portugal, que remató con menos goles anotados. De esta forma, la escuadra comandada por Fernando Hierro enfrentará en la segunda ronda a Rusia, mientras el conjunto de Cristiano Ronaldo se medirá ante Uruguay, quienes sacaron boletos en el Grupo A. 

Fue de infarto la definición de la zona, porque pese a que Portugal dominó el partido, Cristiano Ronaldo erró un penal y eso entusiasmó al cuadro iraní que llegó al empate y estuvo a punto de lograr la hazaña. Mientras al otro lado, España siempre fue de atrás e incluso recién cuando se jugaban los agregados del segundo tiempo pudo conseguir el gol que le entregó el liderato del grupo, porque hasta ese momento era el actual campeón de la Eurocopa el que mandaba en los puntos.

Lo que pasó en Kaliningrado fue de infarto. Marruecos ganaba 2-1 con goles de Khalid Boutaïb (13’) y Youssef En-Nesyri (81’) y daba la sorpresa a pocos minutos del final ante España, que antes había marcado a través de Isco (19’). Pero en el tiempo agregado vino la incertidumbre y la alegría para los hispanos. El árbitro llevó al VAR un gol de Iago Aspas que en primera instancia había anulado por supuesta posición de adelanto. Después de una larga espera, la tecnología le dio el gol al delantero del Celta, casi al mismo tiempo que Irán le empataba a Portugal en el otro partido cerrando una jornada del

Grupo B con componentes emotivos que ya el fin de semana habían tenido un anticipo con el agónico triunfo del actual campeón Alemania, que en el último suspiro del partido logró el triunfo ante una Suecia que ya abrochaba el empate.