Definen las obras viales que mejorarán accesos a la Villa Barcelona

Luego de años de análisis y espera, parecen estar cada vez más cerca las soluciones para los problemas viales que tienen como epicentro a la villa Barcelona, en el sector nororiente de Chillán.

Según se desprende del plan de intervenciones entregado ayer por el municipio, las iniciativas no tendrán efectos solo en ese conjunto habitacional, considerado hasta hace poco como condominio semi privado -por los residentes-, sino que en un amplio perímetro.

La llegada de un conjunto habitacional hacia el suroriente de Barcelona, con 227 casas en su primera etapa, fue lo que gatilló que hace un par de años comenzaran las reuniones para redefinir el rol de la villa y planificar nuevas calles y avenidas en todo el entorno.

Este jueves dirigentes vecinales junto con profesionales de la Dirección de Obras y concejales discutieron respecto de las opciones que han sido estudiadas en el sector y que parecen ser definitivas.

Finalmente parece haber claridad acerca de las obras que serán ejecutadas en el corto y mediano plazo, dijo el director de Obras Flavio Barrientos.

El arquitecto especificó que la construcción de nuevas casas por parte de Galilea, a través de su proyecto Villa  Universitaria, implicará que esta empresa realice una serie de trabajos compensatorios y de mitigación en el área.

Puente de hormigón

Villa Universitaria se unirá inicialmente con la villa Barcelona a través de un puente de hormigón sobre el estero Las Toscas, el que está actualmente en construcción y cuya terminación depende del gobierno comunal.

Inicialmente Galilea tenía considerado como principal acceso a su proyecto la red de calles de Barcelona, pero esta opción fue rechazada por los residentes como consecuencia de que las arterias se verían congestionadas en el futuro.

Frente a ello Obras Municipales y Asesoría Urbana de Secpla gestionaron con Galilea la apertura de un segundo acceso a la villa Barcelona, por el lado sur de esta, lo que está en proceso de desarrollo de los proyectos de ingeniería. 

Además, y según los acuerdos entre las partes, será instalado por la inmobiliaria un semáforo en la esquina de Andrés Bello con la Avenida Barcelona, que corresponde al acceso norte.

Este semáforo deberá ser sincronizado con el que existe en la actualidad en Andrés Bello con Vicente Méndez, donde hay un complejo nudo vial.

Para favorecer el acceso a todo el sector, incluidas la villa Barcelona, la futura villa de Galilea y otros proyectos en desarrollo, se proyecta la extensión de Avenida Paul Harris hacia el oriente, desde Andrés Bello hasta enlazar con la futura Circunvalación Oriente.
Con la ampliación de esta avenida se facilitaría el acceso a la Villa Universitaria que construirá Galilea.

Además la municipalidad exigirá que sea abierta una segunda avenida que correrá paralela a Paul Harris, conocida como Nueva Dos, la que estará emplazada un poco más al sur y que facilitará el ingreso a una villa de otra empresa constructora que trabaja en la zona.

Para generar esta nueva arteria será necesario expropiar una amplia faja de terrenos de unos 20 metros de ancho que pertenece a la Universidad del Bío-Bío.

Se trata de una arteria que está contemplada en al Plan Regulador, por lo cual la entidad universitaria no puede oponerse. Solo restaría, entonces, ponerse de acuerdo en el valor que se le asignará a la faja.

Nuevo eje

Se sumarán a esas medidas que desde la villa Barcelona hacia el sur tendrá que ser habilitada una larga avenida que llegará hasta el camino San Bernardo.

Una vez que sea construido este nuevo eje por parte de las empresas inmobiliarias, será generado un acceso expedito por el lado sur hacia la villa Barcelona, la villa Universitaria y otros complejos en desarrollo y que están en diversa fase de ejecución.

Barrientos planteó que en síntesis “las obras comprometidas son completar la pavimentación de la Avenida Circunvalación Oriente desde el Parque Residencial Barcelona hasta el camino a San Bernardo; habilitar la salida sur de Barcelona hacia Andrés Bello; crear una salida a Andrés Bello por la Avenida Nueva Dos y expropiar terrenos para expandir Paul Harris hasta la villa Universitaria”.

Segundo acceso  
Un proyecto clave para este modelamiento es el desarrollo del acceso sur a la villa Barcelona.

En este caso, el municipio chillanejo realiza los estudios técnicos para presentar al Gobierno Regional el proyecto para construir tanto el puente como la pavimentación de la arteria.

El concejal Patricio Huepe y la concejala Brígida Hormazábal concuerdan que para aprobar el puente sobre el estero Las Toscas a Galilea, esta empresa debe dar garantías que generará el segundo acceso.

En este momento ambas obras, tanto el segundo acceso planificado, como la construcción del puente, parecen estar muy enlazadas.

Esto porque a juicio del concejal Camilo Benavente, “la aprobación final para que la empresa concluya el paso vial dependerá de que dé garantías que construirá el segundo portal de ingreso y salida a Barcelona”.

La empresa tiene en la actualidad bastante avanzadas las faenas para construir las bases sobre las cuales instalará el paso sobre el estero, pero como está en terrenos fiscales es el municipio el que tiene que entregarle el permiso definitivo.

Es el concejo municipal el que deberá aprobar o rechazar el desarrollo del viaducto, luego de que el alcalde lo someta a consideración.

Las negociaciones, precisaron los ediles presentes ayer en la Comisión Obras,  están dirigidas a obtener de la empresa el compromiso para pavimentar la calle y construir el puente que se requiere para dar forma al acceso sur de la villa Barcelona.

En el caso de la pavimentación de la calle, la municipalidad no tiene seguridad jurídica respecto de quién es el titular de la franja. Flavio Barrientos informó que tras reunirse con ejecutivos de Socovesa en Temuco, estos le habrían asegurado que el terreno no les pertenecía.

Se baraja la opción que la calle que es clave para el acceso sur sea propiedad de una inmobiliaria local que ha desarrollado proyectos dentro de la villa Barcelona.

Independiente de quien sea el dueño de la faja de terreno, la municipalidad puede realizar los estudios necesarios y tomar el control de aquella para pavimentarla.

La idea es que tanto la calle como el puente sean construidos por Galilea, dentro de las medidas de compensación, pero de todas manera la municipalidad, dijo el asesor urbanista de Secpla, Nelson Anabalón, desarrolla los proyectos de pavimentación y del puente con el fin de ganar tiempo.

La concejala Brígida Hormazábal planteó que la municipalidad perfectamente podría financiar la expropiación del terreno, no teniendo como fin favorecer ni facilitarle las cosas a una empresa, sino que apoyar soluciones a problemas que afectan a muchas personas.