Cesfam incorpora sistema de televigilancia

Hechos de inusitada violencia que han quedado grabados en la retina de la opinión pública. Ocurrió en el mes de abril en Hualqui, en la zona de Concepción, donde funcionarios y usuarios fueron testigos oculares de un ajuste de cuenta al interior del mismo establecimiento de salud, ocasión en que un sujeto perdió la vida, producto de disparos que le provocaron la muerte mientras esperaba atención tras ingresar con una herida a bala.

Fue un caso que estremeció al país y que motivó el reclamo del gremio de los trabajadores de la salud, quienes el 28 de mayo se plegaron a una movilización nacional tendiente a poner el tema de la seguridad en el tapete de la discusión pública.

En este escenario, en el Centro de Salud Familiar de Ñipas, en Ránquil, desde esta semana se encuentra en funcionamiento un circuito cerrado de televisión que se alimenta con cámaras de vigilancia instaladas en diversas dependencias del principal centro de salud de la comuna. 

“Este sistema, se implementó como medida preventiva, para reforzar la seguridad tanto del personal de salud, como la de nuestros usuarios y usuarias”, se recalcó desde el municipio, medida que concitó elogios por parte de la comunidad y específicamete de usuarios quienes se sentirán más seguros al acudir hasta el centro de salud.

A juicio de los trabajadores de la atención primaria, este tipo de medidas buscan disuadir no solo la acción delictual dentro de los consultorios, sino también cualquier forma de violencia contra los trabajadores, protagonizada a diario por los propios usuarios. 

“Reconocemos que existen falencias en la atención primaria o servicios de urgencia, pero eso no les da derecho a ninguna persona venir a amenazar o agredir a un trabajador”, afirma Gabriela Flores, presidenta de la Confusam en la Región del Bío Bío.