Mejorarán monitoreo de aguas subterráneas de relleno en Ch. Viejo

El relleno sanitario de Ecobío se encuentra a 12 kilómetros al sur de la comuna de Chillán Viejo.

Al menos tres episodios de derrames de líquidos residuales y lixiviados se han presentado en los últimos cuatro años en el relleno sanitario CITA de Ecobío, ubicado en Fundo Las Cruces s/n de la comuna de Chillán Viejo, además en zonas aledañas a este.

El caso más reciente se produjo en enero pasado, cuando miembros de la Delegación Ñuble de la Secretaría Regional del Ministerio de Salud acudieron hasta el sector de acumulación de desechos para constatar en terreno las condiciones de funcionamiento.

Los fiscalizadores de la Autoridad Sanitaria constataron la existencia de un escurrimiento de líquido residual hacia el terreno que ocupa el relleno de Ecobío, proveniente de la propiedad colindante que figura como propiedad de la empresa Dimensión S.A.

Luego de la inspección, la Seremi de Salud exigió a las empresas involucradas (activa y pasivamente) establecer medidas de mitigación para evitar que el hecho genere mayor impacto al ecosistema, sobre todo buscando que no se contaminen cuerpos de agua superficiales y subterráneos, como es el temor de los vecinos de las comunidades cercanas.

Mejoras

Si bien actualmente la empresa Ecobío cuenta con pozos donde se monitorea el nivel y calidad de las aguas del subsuelo, a inicios de semana envió un proyecto denominado “Mejoramiento del sistema de monitoreo de las aguas subterráneas del Relleno Sanitario Fundo Las Cruces y Relleno CITA”.

De acuerdo a las especificaciones de la iniciativa, el objetivo de la firma es contar con un sistema apto y confiable, para lo cual se contempla el diseño de un plan de alerta temprana que permita realizar el pronóstico, seguimiento, evaluación e identificación de desviaciones en la calidad del agua subterránea, que permitan a la empresa realizar acciones oportunas de modo que no se produzcan efectos negativos en el acuífero.

Mejorar la red existente de monitoreo, indica el proyecto, se dará considerando el crecimiento durante la vida útil de los pozos, lo que facilitará identificar cambios de nivel y/o calidad de las aguas subterráneas en la operación, así como la vigilancia 20 años después del cierre del relleno.

El proyecto también plantea mejorar el plan de cierre del CITA incorporando el monitoreo del componente suelos, que permita la detección de efectos negativos que requieran de acciones que posibiliten la restitución de la condición base del suelo del sector.

Expectativa

El presidente del Comité Ambiental Comuna Chillán Viejo, Ulises Lari, si bien destacó la iniciativa presentada por Ecobío, afirmó que dependerá de cómo será su funcionamiento para ver sus resultados.

“No sabemos si los pozos de monitoreo que tiene la empresa en la actualidad cumplen su función. El que se quiera mejorar es un gran paso, pero si más adelante no hay un control frecuente y efectivo del tema, será en vano todo esto”, manifestó.