José Garcés viene a pelear la titularidad

  • Por: LaDiscusion.cl
  • Fotografía: LA DISCUSIÓN

Garcés ya estuvo este año a préstamo en Unión La Calera, donde jugó un par de partidos, pero perdió continuidad. 

“Vengo decidido a pelear el puesto de igual a igual y no a jugar por la regla sub 20. Vengo  a buscar la titularidad”. Así de categórico es el juvenil José Garcés, quien este martes se integró a los entrenamientos de Ñublense, club al que llega en calidad de préstamo proveniente de O’Higgins de Rancagua. 

Su arribo cumple con la solicitud realizada a la dirigencia por el técnico Emiliano Astorga, en orden a contar con un sub 20 que no “resienta” al equipo de cara a las 15 fechas del Campeonato de Primera B, en el cual “los diablos rojos” buscarán el ascenso directo o en la liguilla. El cuadro local es uno de los que está en deuda con el cumplimiento de la reglamentación a la que alude Garcés: le restan 926 minutos con un juvenil en cancha. 

“Me gusta mucho jugar por la banda, pasar harto (hacia el ataque). En la práctica estuve hablando con él (Astorga) y me pidió que pasara harto. De los jugadores con más experiencia, intento aprender, sacar mayor provecho de eso dentro del campo de juego, y aportar al equipo”, prosiguió Garcés ayer en Paso Alejo. 

Respecto a la obligatoriedad que tendrá el cuerpo técnico de incluirlo en las nóminas para que sume minutos en cancha, afirmó: “Es una gran responsabilidad. Me lo tomo con tranquilidad, porque sé que lo puedo hacer bien y que mis compañeros me van a apoyar en todo y el técnico me va a respaldar”.

Golpe monumental

En tanto, Astorga sigue ensayando la fórmula que le permita obtener un buen resultado en el Estadio Monumental, cuando a partir de las 20.00 horas de mañana se inicie el partido de vuelta por los octavos de final de la Copa Chile. 

El abono de dos goles le da cierta ventaja a Ñublense, pero el adiestrador albo Héctor Tapia no repetirá la alineación plagada de juveniles que perdió en Chillán. Valdivia, Paredes y Valdés serían de la partida. 

La formación roja que intentará dar el golpe a la cátedra y repetir la hazaña de 1995 la integran Cabrera; Bugueño, Opazo, Bascuñán y Sepúlveda; Pozo, Reyes y Croce; Varas, Silva y Jiménez.