Ñuble: Minvu promete erradicar siete campamentos

3.880 familias en todo Chile podrán tener una solución habitacional al finalizar este año.

El Ministerio de Vivienda y Urbanismo anunció ayer en Concepción el Plan Nacional de Campamentos, que busca terminar con 68 asentamientos irregulares en Chile durante el año 2018. 

21 de los campamentos  están en la Región de Bío Bío, transformándose en el territorio (incluyendo a Ñuble) con más campamentos a cerrar durante este año.

El seremi de Vivienda y Urbanismo, Emilio Armstrong, comentó que asumió el llamado #NoMásCampamentos en la región priorizando aquellos que tienen un promedio de 26 años de antigüedad y se ubican en zonas de riesgo. El plan ministerial tiene como base el catastro realizado el año 2011, que arrojó 145 campamentos en la Región de Bío Bío.

 Los 21 asentamientos irregulares que serán intervenidos este año están en tres provincias de la zona.

En la Provincia Concepción hay 993 familias beneficiadas y corresponden a los campamentos El Vagón, Gente de Mar, La Cueva, Línea Férrea y Los Pescadores de Penco; Cantarrana, El Esfuerzo, El Mirador y Miramar de Coronel; 21 de Mayo Palomares y Collao 1900 de Concepción; Las Piscinas de San Pedro de la Paz; y Pasaje 1 Cerro El Santo de Tomé. 

En la provincia, y desde septiembre de este año Región de Ñuble, los beneficiados son 153 familias, ubicadas en asentamientos de Oro Verde, Víctor Jara y Villa La Esperanza de Chillán; Los Colihues de Chillán Viejo; Nuevo Amanecer de Pemuco; Pablo Neruda II de Quirihue; y camino Santa Laura de San Nicolás. 

En tanto, en la Provincia de Bío Bío hay 46 familias beneficiadas, en Candelaria de Los Ángeles.

Desafío

 “Como Ministerio estamos concentrados en mejorar la calidad de vida de las personas y el ministro (Cristián Monckeberg) nos ha puesto como desafío cerrar 21 campamentos, que es el más grande a nivel nacional, por sobre la Región Metropolitana y Valparaíso.  Trabajaremos para poder lograrlo.

Respecto al catastro de 2011 la región registra 145 campamentos y ya se han cerrado 54, por lo tanto nos quedan 91 por abordar, y de esos, 21 tenemos que cerrar este año”, detalló el seremi.

Armstrong agregó que “el trabajo del Minvu no termina ahí, porque tenemos que seguir trabajando con el resto de los campamentos en los próximos año. El compromiso con las familias que hoy están con una necesidad latente es actuar con sentido de urgencia, pero con seriedad. Y esa seriedad pasa por trabajar con la familia, buscar soluciones habitacionales y entregar hogares definitivos para que el drama de los campamentos, que hoy día está muy visibilizado, vaya disminuyendo cada vez más”.