Estudiantes del San Vicente realizan paro para exigir calefacción

Un paro de actividades comenzaron esta mañana los estudiantes de Enseñanza Media del Colegio San Vicente, por la inexistencia de un sistema de calefacción en sus salas de clases.

Así lo dio a conocer Joel Toledo, presidente del Centro de Alumnos del establecimiento, quien recalcó que en que en la movilización no participan los cursos de enseñanza básica, quienes si cuentan con aire acondicionado en sus salas.

“Desde el año pasado se solicitó a las autoridades contar calefacción en todas las salas, porque creemos que es bastante inhumano no tener”, dijo el estudiante, quien agregó que sostuvieron una reunión con el director, el que no les habría entregado una solución definitiva al problema.

“Solo se nos dijo que se nos iba a autorizar a usar casacas externas, mantas y a traer café o algo caliente para mantener la temperatura temporal. Esto no nos deja contentos, así que le pedimos a los alumnos de media que paralizaran sus actividades”.

El estudiante agregó que exigen que se llegue a una solución para contar en todo el establecimeinto con un medio de calefacción adecuado, ya que, si bien es cierto de primero a sexto básico tienen aire acondicionado en sus salas, éstos podrían ocuparlo por un período corto de tiempo, ya que provocaría problemas con el circuito eléctrico.

“No se retomarán las clases hasta que nos den una solución. Queremos además ir con un notario y hacer una medición de la temperatura en las salas, porque queremos que quede registrado legalmente esto, ya que nosotros hemos hecho mediciones y no hay 12 grados como exige el ministerio”.

La medida tomada por los estudiantes fue apoyada por Evelyn Zuñiga, apoderada del colegio, una de las primeras en hacer pública la denuncia.

“Me parece muy bien que los estudiantes se organicen para que la comunidad se entere lo que está ocurriendo. Habíamos estado muy pasivos frente a esta situación y me parece que no era la medida correcta”, dijo.

Zuñiga agregó que "lo que estamos reclamando es un derecho que tienen todos los alumnos, que es permanecer en un establecimiento con las condiciones apropiadas, decreto al que el colegio no está dando cumplimiento. Estamos exigiendo el justo derecho de reclamar el bienestar de nuestros hijos”.

Finalmente la apoderada detalló que hasta ahora una de las soluciones ha surgido desde los mismos apoderados.

“La solución no la está dando el colegio, sino que los apoderados y alumnos por su propia cuenta están comprando los equipos de aire acondicionado para ser instalados, con el compromiso de que el colegio a fin de año les devuelva el dinero. Pero en definitiva el establecimiento no se ha hecho del todo responsable, porque han tenido el tiempo suficiente para buscar soluciones ya que este problema no es algo nuevo”, sentenció.