Gobierno: levantar un muro no es parte de medidas contra el delito

La construcción de un muro de 130 metros de extensión en la villa Doña Francisca ha desatado todo tipo de comentarios y críticas en la ciudad. Se trata de una “alternativa para enfrentar el delito” inédita a nivel nacional y que no está dentro del abanico de opciones que tienen las autoridades que buscan ideas para aplicar en el Plan Comunal de Seguridad Púlica.

A través de esta iniciativa financiada por el Gobierno a través de la Subsecretaría de Prevención del Delito, se debieran ejecutar durante este año y el 2017 diversas acciones focalizadas en los barrios de la ciudad que tienen mayores índices de criminalidad o donde la percepción de inseguridad es elevada.

El municipio chillanejo recibirá durante este año $740 millones para financiar las obras, planes y programas que sean definidos. Un paso previo para ello es la generación de un diagnóstico comunal cuya versión final debe ser entregada el 18 de mayo. 

Una vez que el texto sea aceptado por el Consejo Comunal de Seguridad, serán analizadas las ideas que pueden ser ejecutadas en los barrios más afectados por la inseguiridad, entre los que se contarían unas 22 unidades vecinales del Oriente, Sur y el Poniente.

Las estrategias a implementar, si bien serán pensadas a nivel local, también es cierto que las que finalmente se apliquen serán aquellas que han sido aprobadas y probadas en otras comunas donde el Plan de Seguridad ya se encuentra en marcha.

Y dentro de aquellas por ningún lado aparece la construcción de un muro como el que fue levantado con recursos del Fondo de Desarrollo Vecinal, Fondeve, en la villa Doña Francisca.

La muralla criticada en redes sociales, además, fue rechazada como medio para lidiar contra la delincuencia por concejales de la ciudad, quienes lamentan que exista una estructura como aquella que recuerda a otras mucho más vastas del mundo que separan y generan divisiones.

El jefe regional de Seguridad Pública, José Miguel Ortiz, señaló que ciertamente existen muchas otras alternativas para enfrentar la delincuencia o la percepción de inseguridad en los barrios de las comunas del país.

Agregó que el cierre perimetral es una iniciativa que es apoyada desde el Estado, pero para bloques de departamentos o condiminios (como el grupo de departamenos Claudio Arrau en Chillán).

“Nosotros efectivamente no estamos por separar un sector de otro de la ciudad con un muro tipo Muro de Berlín”, recalcó el jefe regional de Seguridad.

Alternativas
El personero de Gobierno planteó que se deben generar alternativas que han tenido éxito en otras ciudades del país y no una que genera divisiones.

Por ello, postuló que, por ejemplo, se puede avanzar en instalar alarmas comunitarias que dentro del pool de soluciones al alcance de los barrios del país son las más requeridas.

En el pasado este tipo de iniciativas fueron ejecutadas en la ciudad cuando hubo inversiones similares desde el Ministerio del Interior para dar mayor seguridad a los vecinos de diversos sectores de la ciudad.

Para que esta solución sea exitosa, señaló Ortiz, es imprescindible que los vecinos de la ciudad se organicen previamente y que una vez en uso las alarmas se comprometan a ir en ayuda de quien sea amenazado por delincuentes, en especial, durante la noche, cuando ocurren las incursiones de antisociales.

Otras opciones que se barajan y que han tenido buenos resultados son las cámaras de teledetección, como se les llama a los equipos de vigilancia. Pero para que estas unidades puedan servir como elemento disuasivo y sus imágenes como medio de prueba ante Tribunales, es necesario que la resolución sea elevada. Además, para que tales equipos desplieguen todo su potencial es necesario hacer trabajos complementarios para identificar muy bien los puntos en que serán instalados, a lo que se suman mejoras en iluminación y poda de árboles para evitar puntos ciegos.

Se suman, además, la recuperación de espacios públicos a través de la construcción de plazas, multicanchas e instalaciones que sean utilizadas y “tomadas” por los vecinos, así como también iluminación, especialmente LED.

Pero por ningún lado aparece, al menos, en los planes del Ministerio, la construcción de muros en sectores periféricos.

Sin embargo, el alcalde Sergio Zarzar defiende la iniciativa, pues en la unidad vecinal Oriente Futuro, de Doña Francisca, habría ayudado a bajar las incursiones de delincuentes.