El nuevo estándar que pide Chillán para la Ruta 5 Sur

Tres pistas por sentido, calles de servicios, tres accesos para Chillán, pórticos para el pago de kilómetros efectivamente consumidos, además de enlaces, atraviesos de calidad y seguros entre otros son las novedades que se podrían ejecutar en la ruta Talca-Chillán en el tramo que comprende a la capital regional.

La concesión de esta ruta concluye durante el 2019 y desde hace un par de años el Ministerio de Obras Públicas lleva a cabo análisis técnicos y económicos para modernizar la carretera, lo cual ejecuta con la empresa QProyect, la que se ha reunido con las comunidades de todas las comunas del Maule y Ñuble, incluidas en el tramo Talca-Chillán de la Ruta 5 Sur.

Los primeros antecedentes respecto de las obras que pueden ser incluidas en el rediseño de la carretera, fueron dadas a conocer al municipio chillanejo por el ingeniero de QProyect, Daniel Ulloa, quien confirmó que la ciudad podría llegar a tener tres portales de ingreso.

Según planteó el ingeniero, al acceso norte se sumará un ingreso controlado a la ciudad por Parque Lantaño, que es uno de los puntos definidos por el municipio desde hace varios años.

En la zona, además, serán generadas una serie de obras viales con el fin de asegurar conectividad interna y de enlace entre ambos lados de la carretera, que en el futuro estarán pobladas. 

Se sumará un tercer ingreso a la urbe por el sector de Sepúlveda Bustos, en el área de Ultraestación, que tiene un alto desarrollo habitacional.

Las inversiones por parte de la empresa que se adjudique el contrato, hasta por a 30 años, serían ejecutadas en al menos seis años. Por ello, se estima que no antes del año 2025 la ciudad tendrá finalmente nuevos accesos modernos y en condiciones de seguridad.

Otro de los elementos destacados es la necesidad de construir un trébol en las inmediaciones de donde estará el nuevo casino de juegos de Chillán, cerca del peaje que será además un enlace a Coihueco.

Peajes

El alcalde Sergio Zarzar planteó que aún están en estudio las obras que se pueden implementar en la vía, para lo cual todavía existe tiempo para que la comunidad y el municipio presenten inquietudes, observaciones y requerimientos que podrían ser integrados al informe final antes de que la ruta sea licitada.

La autoridad, planteó que faltan estudios técnicos y financieros para determinar cuántos de los peajes proyectados serán pagados y tan importante como aquello, el medio de recaudación, que perfectamente puede ser mediante pórticos electrónicos o Free Flow.

La autoridad, sostiene que “necesitamos a lo menos dos accesos más a Chillán eso lo acogieron en el sentido de materializarlo. Pero también expuse que el actual peaje norte no debiera ser pagado para la gente que viene de zonas o comunas cercanas de Ñuble como San Nicolás, San Carlos, Ninhue, Quirihue u otras comunas de Ñuble”.

La fundamentación para propiciar aquello es que quienes vienen desde el norte del país, antes de llegar a Chillán, “tienen un peaje en Retiro y a la capital regional podrán ingresar gratis, pero quienes viven cerca de Chillán o en comunas de Ñuble tendrán que paradójicamente cancelar el peaje”.

Pero el tema se complica si se decidiera liberar ese peaje y los cobros se concentran en los dos nuevos peajes de Lantaño y Sepúlveda Bustos. “Si queda liberado el norte, todos van a querer ingresar por este y el taco va a ser infernal, pero todo está aún en estudios”, agrega Zarzar.

Los problemas de pagos injustos, en todo caso, se podrían resolver o aminorar en la medida que se implementara el sistema de pórticos o Free Flow, mediante el cual se podría pagar por kilómetro de vía efectivamente usado.

Todos estos elementos están en la carpeta de trabajo de la empresa QProyect, que deberá analizarlos junto con el MOP antes de que se generen las bases definitivas de la ruta donde estarán incluidas todas las obras que serán desarrolladas por el futuro concesionario.

El seremi de Obras Públicas, Daniel Escobar, planteó que el ministerio tiene como objetivo licitar el tramo de la Ruta 5 Sur correspondientes a las regiones de Maule y Ñuble durante el 2019.

“El año 2019 finaliza la actual concesión de la Ruta 5 tramo Talca-Chillán. A poco tiempo de que termine se requiere analizar, detalladamente y en conjunto con las comunidades, el territorio por el cual la ruta atraviesa, caracterizando su población, actividades e identificando requerimientos existentes en torno a la ruta”. 

La autoridad regional del Bío Bío precisó que lo que se busca es “poder desarrollar en detalle las obras que se le exigirán a la nueva concesionaria para estar acorde con las demandas de la población”.

Es por ello que la Dirección General de Concesiones del MOP inició a partir del 2017 un levantamiento territorial que busca recoger las necesidades de la población desarrollando reuniones en todas la comunas por donde pasa el proyecto como Ñiquén, San Carlos, Chillán y Chillán Viejo.

Actualmente, se encuentra terminada la fase 4 (de 5) que consiste en  consolidar todos los requerimientos que han surgido de las asambleas territoriales y que darán forma al proyecto técnico y a las formulaciones económicas.

La autoridad regional, indicó que entre los principales mejoras que han sido predefinidas figura la habilitación de tres pistas por sentido, nuevas calles de servicio, pasarelas, ciclovías, paraderos con nuevos diseños o sistema de peajes troncales con Free Flow.

Se suma a ello, la necesidad de mejorar algunos enlaces y además construir otros, específicamente los de Parque Lantaño y Sepúlveda Bustos en Chillán.

Uno de los temas que complicaría el funcionamiento de los enlaces en Chillán o Chillán Viejo y obligaría a analizar respuestas técnicas puntuales es el paso de la línea férrea.

El seremi estima que durante el segundo semestre del presente año se espera tener terminado el Estudio territorial con el Informe Final. En tanto, el llamado a licitación de la nueva concesión de la Ruta 5 Sur Talca-Chillán, debiera ocurrir durante el primer semestre de 2019, para iniciar el contrato en abril de 2020.

El plazo de la concesión no está definido todavía debido a que no se han terminado todos los informes requeridos para la licitación, como son los Estudio de Demanda y Evaluación Social de la Concesión de la ruta.

Los estudios que han dado forma a la licitación son múltiples y entre ellos figura los de Ingeniería Básica, de pavimentos nuevos y conservación de pavimentos, además de todos los informes surgidos en las asambleas comunales.

Peticiones de comunas

Durante los años de análisis de requerimientos ciudadanos las comunas han pedido la eliminación de peajes laterales, como los de Chillán Sur, Chillán Norte, San Carlos Sur, San Carlos Norte y Cocharcas, en San Nicolás.

El alcalde de San Carlos, Hugo Gebríe, precisó que como comuna presentaron más de 30 indicaciones a QProyect, entre ellas la habilitación de numerosas caleteras, puentes que aseguren la conectividad interna y el retiro del peaje norte que afecta el comercio comunal, resalta.

San Nicolás, ha solicitado obras como el mejoramiento del enlace Cocharcas, la construcción de una pasarela peatonal en Cocharcas, el mejoramiento de los paraderos en el sector Cocharcas, la instalación de vallas de seguridad desde Cocharcas hasta el puente sobre el río Ñuble y pantallas acústicas frente a la localidad de Puente Ñuble, entre otras mejoras.

En Ñiquén, el alcalde Manuel Pino se embarcó recientemente en una campaña para eliminar el eventual peaje que se instalaría entre la comuna y Parral por considerar que afectará a la comunidad.

Además, la comuna ha pedido la habilitación de una caletera de 23 kilómetros, entre esa comuna y San Carlos, sobre un trazado ya existente, pero muy poco utilizado por los automovilistas por la falta de niveles mínimos de urbanización y pavimentación, eso sumado a nuevos pasos peatonales sobre nivel, señaléticas y obras menores.