Rinden honores en Ñuble a carabinero que murió baleado en La Pintana

La muerte de Óscar Eduardo Galindo Saravia, el joven carabinero baleado este miércoles durante un operativo en La Pintana,  generó conmoción en el país.

El cortejo fúnebre que lo trasladará desde Santiago a su natal Cañete en la Región de Biobío pasó por la ruta 5 sur, ocasión donde Carabineros,  Bomberos de San Carlos, San Nicolás y Ñiquén, además de vecinos manifestaron su pesar por el fallecimiento del joven uniformado.

En su paso por la ruta, los voluntarios y personal policial rindieron honores al uniformado, de 30 años, quien era cabo primero perteneciente a la Sección de Investigaciones Policiales (S.I.P).

Con banderas chilenas, sirenas activadas y luces de los vehículos institucionales encendidas, el personal de emergencia esperaba los restos del efectivo.

"Como somos ambas instituciones públicas al servicio de la comunidad que siempre trabajamos juntas, quisimos dar un homenaje al carabinero mártir", dijo el voluntario de San Carlos, César Contreras, a Ladiscusión.cl