El Rojo cumple y queda en zona de liguilla

  • Por: LaDiscusion.cl
  • Fotografía: Victor Orellana

Salida rápida, velocidad en mediocampo y despliegue ofensivo por las bandas. Así salió Ñublense a enfrentar a Magallanes, generándose varias opciones de gol en los primeros 10 minutos. 

El dibujo táctico era similar al planteado en la goleada a Cobreloa (5-0) y así quedeba demostrado a los 2’ cuando el lateral Sepúlveda levantó un centro desde la izquierda, y Varas empalma en el área chica, pero por sobre el travesaño, sin lograr darle dirección. Era el primer aviso de un partido que por ratos se tornó tedioso en la fría tarde chillaneja, pero que alcanzó su clímax sobre el final de los 90 minutos. 

Acto seguido a la primera llegada, Silva encara por la derecha y centra para Croce que se filtra en el área magallánica, pero estuvo atento el golero Mall para evitar la caída de su pórtico. 

Tanto Bugueño como Sepúlveda se descolgaban para generar peligro, y arriba, Varas, Jiménez y Silva tenían la movilidad suficiente para inquietar a la defensa del elenco dirigido por el debutante Óscar Correa. 

No obstante, lentamente la escuadra santiaguina comenzó a equiparar las acciones y fue el incisivo atacante argentino Gonzalo Sosa quien tuvo un par de ocasiones para abrir el marcador, además de pedir penal tras una supuesta falta de Andrade. Sin embargo, el ariete no tuvo la capacidad de aprovechar las oportunidades que se fueron gestando por el “pressing” que comenzó a imponer en medioterreno Magallanes, cerrándole los espacios a Croce, y obligándolo a jugar hacia los costados, sin mayor sorpresa. 

Por eso levantó el equipo visitante. Arenas lo tuvo cuando sorteó la marca de Bugueño por la franja izquierda, pero justo cuando gatillaba, el defensor rojo alcanzó a evitar el disparo, interponiéndose al remate. Previamente, Martínez disparó a portería, y Contreras estuvo soberbio. A los 32’ nuevamente Arenas desacomoda a la defensa local, y es Andrade quien evita el peligro de gol. 

Cuando era la “Academia” la que avisaba, vinó la reacción roja. Jiménez se cuela por la derecha y envía el centro al segundo palo. Varas pivotea, pero no llegan ni Croce ni Silva, por anticipación del magallánico Reyes. Era la mejor llegada de Ñublense en toda la primera fracción, y no vendrían más, por lo que no fue una utopía decir que el encuentro por momentos fue aburrido, sin chispa, y escasa emoción. Eso sí, a los 41’ el conjunto carabarelo tuvo la última. Sosa remata desde fuera del área, y Conteras está atento para manotear fuera del área.

Llegaron los goles 

En el amanecer del complemento Magallanes avisó. Jones envía un pase profundo por el sector izquierdo para Arenas y es Sosa que a boca de jarro dispara para que Contreras se volviera a lucir evitando la caída de su valla. Desconcentración en las marcas y Ñublense se salva. 

Pero a los 51’ vendría una gran jugada de Sepúlveda por la izquierda tras recibir un pase de Jiménez desde la zona media. El lateral engancha de manera perfecta y envía un venenoso centro que es empalmado por el argentino Emanuel Croce, con un toque sutil, para batir al arquero Mall. 

Premio para uno de los jugadores más regulares de la primera rueda que aportó con otros dos tantos en esta fase. 

Ñublense no se contuvo, ni se replegó para asegurar la cuenta mínima. Siguió buscando, teniendo la opción de aumentar en el marcador en los pies de Varas, Bugueño y Pozo, pero la impericia esta vez le pasó la cuenta al Rojo. 

Cuando el volumen ofensivo del local avizoraba el segundo gol, a los 75’ se produce un error en la defensa local. Bugueño no logra despejar el balón y se la deja servida a Barrolilhet, quien no desperdicia el regalo. La incertidumbre se instalaba en el reducto chillanejo, pero vendría el salvador gol de Christian Bustamante, quien apenas llevaba 17 segundos en el campo de juego, para pegarle de primera a una pelota que se cuela en el palo derecho de Mall, a los 83’. Golazo. Casi al término Magallanes tuvo el empate. Era mucho castigo. Ñublense cumplió con lo justo y está en zona de liguilla.